Nuevas etiquetas con la 'denominación de origen' de la electricidad

La Comisión Nacional de la Energía difunde sus contenidos en una circular.

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha difundido la circular con los diseños de las nuevas etiquetas que a partir de ahora deberán llevar las comercializadoras y distribuidoras de electricidad, en las que se especifa el origen de la energía consumida, las emisiones de CO2 que genera, los residuos radiactivos asociados y su impacto sobre el medio ambiente.

La circular fuer aprobada en el Consejo Consultivo de la Electricidad del pasado 7 de febrero y, con su publicación ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE), entrará en vigor mañana. De esta forma, el regulador cumple uno de los últimos trámites para desarrollar el nuevo modelo de certificado de origen de electricidad que aparecerá en las facturas de los consumidores finales.

Los consumidores podrán conocer de esta forma el porcentaje de cada fuente energética en el mix de generación español, y la contribución de cada uno de estos orígenes en la electricidad que le venden las comercializadoras.

Las comercializadoras deberán incluir además dos gráficos de barras ordenados de la A a la G, en los que la primera letra represente el mínimo impacto ambiental y la última, el máximo. El primero de estos gráficos hará referencia a las emisiones de CO2, mientras que el segundo se referirá a los residuos radiactivos.

De forma paralela a la implantación de esta denominación de origen, la CNE ha desarrollado un sistema de garantía mediante el cual los consumidores podrán acreditar ante terceros que consumen energía verde.

Con las nuevas etiquetas, dejarán de existir los kilovatios hora (kWh) genéricos y se distinguirá entre kilovatios verdes, eficientes y convencionales. Tanto la gestión del sistema de origen como del sistema de etiquetado forman parte de las nuevas funciones de la CNE con la entrada en vigor de la orden ministerial ITC 1522/2007.

Ya somos 203.755