México cierra cautelarmente sus aduanas al zumo Tahitian Noni e inmoviliza más de 1.000 botellas

Hasta que concluyan los análisis iniciados tras la muerte de un consumidor en España, en cuyo domicilio se hallaron dos botellas con altas dosis de cocaína.

Las autoridades mexicanas han cerrado cautelarmente sus aduanas al zumo Tahitian Noni y han inmovilizado más de 1.000 botellas, a la espera de los resultados de los análisis toxicológicos iniciados tras la muerte de un consumidor en España, en cuyo domicilio se hallaron dos botellas con altas dosis de cocaína.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofrepis) instruyó el 1 de febrero a la Administración General de Aduanas "no permitir el ingreso del producto a territorio nacional" mientras no se "defina la inocuidad de éste", según publicó en su edición de ayer el diario El Centro.

Inspectores de la Cofepris realizaron una visita de verificación a las oficinas de Tahitian Internacional México el pasado 7 de febrero y se "aseguraron preventivamente 1.038 botellas del jugo tropical en presentaciones de 500 a 1.000 mililitros".

"La Cofepris está en espera de los resultados de análisis toxicológicos que se solicitaron a la empresa y los que se encuentra realizando esta autoridad", añade el informe del organismo recogido por el citado rotativo.

El diario mexicano advierte que Morinda Internacional México no ha dejado de vender el producto. "No ha habido una suspensión de la actividad del producto en ningún sólo país, excepto España", ha declarado a El Centro el director de la empresa para América Latina, David García. "Nosotros hicimos los análisis previos y como compañía no ha habido alguna señal que nos haga detener la comercialización".

El Centro recoge hoy nuevas afirmaciones de García sobre la botella consumida por el fallecido, de la localidad granadina de Ojígares: "Por las características específicas de la etiqueta tenemos una idea de dónde vienen las fechas de producción. Lo último que sabemos es que ese lote fue distribuido y comercializado entre 2002 y 2004".

El diario también se ha hecho eco de las críticas realizadas en España por FACUA-Consumidores en Acción ante la opacidad de las administraciones sobre sus actuaciones en relación al caso. FACUA ha demandado que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y el Ministerio de Sanidad y Consumo investiguen el caso el coordinación con la Comisión Europea y las autoridades estadounidenses y mexicanas.

"Desconocemos si existen más envases contaminados con cocaína, si sólo han sido estos dos [los encontrados en el domicilio del granadino fallecido] los que tenían la sustancia estupefaciente, cómo han llegado hasta las botellas o incluso si puede deberse al narcotráfico", ha señalado Rubén Sánchez, portavoz de FACUA.

Ya somos 191.339