Desarticulado un grupo organizado dedicado a la piratería de música y cine

Podía realizar unas 80.000 copias piratas al día.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo organizado integrado por ciudadanos de origen chino acusado de delitos contra la propiedad intelectual y han desmantelado el mayor taller de falsificación de obras cinematográficas y fonográficas localizado por la Policía.

Las 240 bocas grabadoras de las que disponía la organización les permitía obtener unas 80.000 copias piratas al día, con las que podían alcanzar unos ingresos diarios de unos 240.000 euros con la venta de todas las unidades.

Entre los efectos intervenidos en la que se ha considerado la mayor operación contra la piratería audiovisual en España se encuentran más de 155.000 soportes digitales, algunos vírgenes y otros ya grabados, y 20 torres politostadoras, con un total de 240 grabadoras.

Según informó el Ministerio del Interior en un comunicado, la operación, denominada Ave, ha sido realizada por el Grupo de Delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial de la UDEV-Central, perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial, en colaboración con la Brigada de Policía Judicial de Madrid.

Almacenes en Madrid

En la operación, los agentes localizaron los almacenes con los que contaba la organización en la provincia en Madrid. Tres de ellos se ubicaban en Leganés y eran utilizados por la organización para almacenar los DVD y CD vírgenes, fotocopiadoras industriales, grabadoras de CD y DVD, papel y otros efectos, que posteriormente trasladaban al centro de duplicación y montaje, para realizar las copias ilícitas a gran escala de películas en soporte DVD-R y de obras musicales en soporte CD-R.

Posteriormente, se efectuó otro registro en un chalet de Arganda del Rey, el mayor centro de duplicación y montaje hallado por la Policía Nacional, que era utilizado por una de las células de la organización, donde se trasladaban los DVD y CD vírgenes para realizar las copias ilícitas.

Entre las copias intervenidas se encontraban los masters que eran utilizados como soportes de información para la posterior duplicación de las obras musicales y cinematográficas objeto de plagio.

Algunas de esas creaciones se hallan en fase de exposición en salas comerciales y no están disponibles a la venta en establecimientos. Estas obras eran obtenidas por métodos de screening en las salas. Algunas de las películas intervenidas aún no se han estrenado en España.

Entre los efectos intervenidos hay 40.000 DVD grabados con obras videográficas; 40.000 CD grabados con obras musicales; 60.000 DVD vírgenes; 15.000 CD vírgenes; 20 torres politostadoras con un total de 240 'bocas' para grabar DVD y CD; 4.800 carátulas a color; 5.816 pegatinas para CD y DVD; 161.700 fundas de plástico; 11 cartuchos de toner para fotocopiadoras; tres fotocopiadoras industriales; tres guillotinas de mesa industrial; un ordenador con su correspondiente monitor y teclado y un scanner.

Los agentes han intervenido también un turismo que era utilizado por uno de los miembros de la organización para la distribución de los DVD y CD ya confeccionados, a distintos puntos de Madrid y localidades de su provincia.

La capacidad de producción de las grabadoras intervenidas se aproximaría a unas 80.000 unidades diarias, teniendo en cuenta que operaban las 24 horas del día. La organización abastecía a los manteros de distintas provincias españolas y el montante económico alcanzado en el mercado ilegal, supondría más de 240.000 euros diarios.

Ya somos 191.180