Los estuches de los huevos deben explicar los códigos que llevan marcados, según su nueva regulación

Serán identificados con el código del productor y el sistema de cría de las gallinas ponedoras.

El Real Decreto sobre etiquetado de los huevos que entra hoy en vigor obligará a que en los estuches se incluya la explicación del código impreso en los huevos destinados al consumidor final. Todos los estuches deberán incluir la mención: "Primer dígito: forma de cría de las gallinas. Dos letras siguientes: Estado miembro de producción. Resto de dígitos: granja de producción".

Además, el Real Decreto establece las condiciones para utilizar la mención extra o extra fresco cuando los huevos se comercialicen en los nueve días siguientes a la fecha de puesta, que estará condicionado a que los operadores presenten un pliego de condiciones que será aprobado por cada comunidad autónoma.

Los huevos serán por lo tanto identificados con el código del productor y el sistema de cría de las gallinas ponedoras (ecológicas, camperas, en suelo o en jaula). Mantendrán asimismo la clasificación tradicional: categoría A, destinados a consumo humano directo; y B, sólo aptos para la industria. En la nueva legislación, que adapta la normativa europea, se mantiene asimismo la clasificación por peso de los huevos de categoría A, que se distinguirán con las letras XL, L, M y S.

Los estuches deberán incluir además la fecha de consumo preferente, la categoría de calidad y peso y la fecha de duración mínima, como ya obligaba la legislación anterior. Los productores que vendan los huevos directamente al consumidor no estarán obligados a seguir estas directrices.

España es el segundo productor europeo de huevos, tras Francia, con más de 380.000 toneladas anuales y 1.758 explotaciones comerciales, y exporta anualmente más de 173.000 toneladas.

Ya somos 190.360