155 variedades, a examen

FACUA denuncia que 9 de cada 10 cereales para el desayuno tienen cantidades excesivas de azúcar

<i>Generación comida basura</i>, lema de la campaña lanzada con motivo del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores para demandar mejoras en la regulación de la composición, etiquetado y publicidad de los alimentos.

FACUA denuncia que 9 de cada 10 cereales para el desayuno tienen cantidades excesivas de azúcar
Portada del estudio sobre cereales para el desayuno elaborado por FACUA.
Nueve de cada diez cereales para el desayuno tienen cantidades excesivas de azúcar, que los convierten en auténticas golosinas. Esta es una de las conclusiones de un estudio sobre un total de 155 variedades de cereales (ver tablas) realizado por FACUA-Consumidores en Acción en el marco de su campaña Generación Comida Basura.

El 86% (134) de los cereales analizados por FACUA contienen niveles altos de azúcar, porcentaje que alcanza el 88% de las treinta y nueve variedades dirigidas expresamente a niños a través de personajes de ficción, juegos, regalos y promociones relacionadas con películas y dibujos animados...

Las grasas saturadas se encuentran en altos índices en el 16% (25) de los 155 cereales objeto de estudio. En el caso de la sal, los niveles son elevados en el 25% (38) de estos productos.

FACUA recuerda que el consumo excesivo de azúcar está vinculado a la caries y la obesidad, la cual también se ve favorecida por el abuso de las grasas saturadas. Por su parte, la ingestión elevada de sal incrementa el riesgo de hipertensión arterial e infartos.

FACUA pone en marcha en España la campaña Generación Comida Basura, emprendida por asociaciones de consumidores de todo el planeta que forman parte de Consumers International, con motivo del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, que se conmemora el 15 de marzo.

Propuesta de regulación

La asociación demanda al Gobierno de España y la Comisión Europea mejoras en la legislación sobre composición, etiquetado y publicidad de los alimentos, especialmente los dirigidos a niños.

FACUA propone que el etiquetado alimentario detalle el porcentaje de cada nutriente e identifique con un código de colores si los niveles de azúcar, grasas, grasas saturadas y sal son altos (con el color rojo), medios (ámbar) o bajos (verde). Se trata de una iniciativa lanzada por la Agencia para los Estándares Alimentarios (FSA, por sus siglas en inglés) del Reino Unido.

Hasta el 51,3% de azúcar

En treinta y dos de las treinta y nueve variedades de cereales dirigidas a niños, el azúcar oscila entre el 20,9 y nada menos que el 51,3%.

Sólo seis de los 155 cereales analizados tienen niveles bajos de azúcar, no superiores al 5%, ninguna de las cuales está enfocada al público infantil. De hecho, FACUA sólo ha encontrado doce variedades con menos del 10% de azúcar, cuatro de ellas dirigidas a niños (los Corn Flakes de Kellogg's, Auchan y Crownfield y los Rice Krispies de Kellogg's).

104 de las 155 variedades evaluadas tienen más del 20% de azúcar y treinta de ellas llegan incluso a superar el 30%. Tres de los productos encuestados ni siquiera se molestan en indicar el porcentaje en su etiquetado.

Los cuatro cereales más azucarados dirigen su marketing expresamente a los niños. Se trata de Flakers Sugar, de Little Man, con 51,3 gramos de azúcar por cada 100 de producto; Birdies, de Auchan, con 50; Readys, de Eroski; y Smacks, de Kellogg's, ambos con 45 gramos.

Grasas saturadas

En lo que se refiere a las grasas, 63 tienen niveles bajos, 88 medios y sólo 4 tienen índices altos.

En cuanto a las grasas saturadas, veinticinco de las 155 variedades analizadas tienen niveles altos, superiores a 5 gramos por cada 100 de producto. Tres de ellas dirigen su marketing expresamente a los niños: Fun' Tubiz sabor Chocolate, de Kellogg's (6%); Crokis, de Carrefour (5,3%); y Choco Flakes, de Cuétara (5,3%).

Cuarenta y uno de los cereales poseen niveles medios de grasas saturadas, por encima de 1,5 y hasta 5 gramos. Ochenta y una cuentan con niveles bajos, no superiores a 1,5 gramos. Y las ocho restantes no informan sobre las grasas saturadas en su etiquetado.

Sal

Treinta y ocho de los cereales tienen niveles altos de sal, superiores a 1,5 gramos por cada 100 de producto. De ellas, cinco están orientadas expresamente a los niños: los Corn Flakes de Auchan (2,1%), Crownfield (1,8%) y Kellogg's (1,8%); Snowys, de Eroski (1,8%); y Rice Krispies, de Kellogg's (1,8%).

Setenta y cuatro poseen niveles medios de sal, por encima de 0,3 y hasta 1,5 gramos. Treinta y tres tienen niveles bajos, no superiores al 0,3%. Y diez variedades no informan sobre la cantidad de sal o de sodio.

El cuanto a las kilocalorías que aportan por cada 100 gramos de producto, oscilan entre 247 (Absolut Bran, de Eroski) y 476 (Choco & Noisettes Muesli, de Bellona), con una media de 376 kilocalorías.

Ya somos 190.561