El TSJA confirma que la Junta impuso ilegalmente en 2003 al presidente de UCA-UCE como miembro del Consejo Económico y Social

Insta a la Junta de Andalucía a que haga efectivos los nombramientos que hace cinco años aprobaron democráticamente por mayoría las federaciones de consumidores andaluzas.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado que la Junta de Andalucía impuso ilegalmente en 2003 al presidente de la Unión de Consumidores de Andalucía-UCA/UCE, Juan Moreno Rodríguez, como miembro del Consejo Económico y Social (CES) de Andalucía.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA ha estimado así el recurso presentado en su día por la Federación de Consumidores en Acción de Andalucía-FACUA y la Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa, Al-Andalus.

FACUA Andalucía y Al-Andalus solicitarán al presidente del CES que se dé cumplimiento a la sentencia, haciendo efectivo el nombramiento de los consejeros titulares elegidos de forma democrática hace cinco años por las federaciones de consumidores: Francisco Sánchez Legrán, presidente de FACUA, y María Ángeles Rebollo Sanz, presidenta de Al-Andalus.

La sentencia, fechada el 25 de febrero, confirma que la Junta adoptó su decisión usurpando el derecho de las federaciones de consumidores a elegir democráticamente a sus representantes en el CES, atribuido por la Ley 5/1997, de 26 de 26 noviembre, que regula el funcionamiento del máximo órgano consultivo de la Comunidad Autónoma.

El TSJA desestima, "por su disconformidad a Derecho", el turno rotatorio impuesto por la Administración, que pretendió justificar en que las federaciones no habían elegido a sus representantes en el CES por unaminidad, cuya necesidad también rechaza la sentencia. Así, la Sala advierte que "sólo cabía proceder al nombramiento por parte de la Presidencia de la Junta de Andalucía" de los miembros cuya designación "ya se había realizado" por las federaciones de consumidores "conforme a lo previsto" en la citada Ley.

Las consejerías de Gobernación -responsable de las políticas de Consumo- y Empleo -a la que está adscrita el CES-, presionaron sin éxito durante meses a las federaciones de consumidores para que eligiesen a sus representantes en el Consejo por unanimidad. La pretensión no era otra que imponer que Juan Moreno Rodríguez fuese propuesto como titular del órgano, eliminando a uno de los miembros de las federaciones que venían manteniendo una posición crítica con las políticas de Consumo del Ejecutivo andaluz durante esa legislatura.

Las consejerías se negaban a aceptar la decisión democrática adoptada en mayo de 2003 por las tres federaciones, que por mayoría de dos votos a favor y uno en contra eligieron como titulares del CES a Francisco Sánchez Legrán y María Ángeles Rebollo Sanz.

Tras ello, el entonces consejero de Empleo, José Antonio Viera Chacón, comunicó a las federaciones de consumidores una resolución fechada el 7 de octubre en la que indicaba que la designación de sus representantes en el CES correría a cargo de su Consejería y que se realizaría mediante turnos rotatorios. Así, colocó a Moreno como miembro titular del Consejo en lugar de la presidenta de Al-Andalus -en esas fechas secretaria general-.

FACUA Andalucía y Al-Andalus denunciaron que el objetivo de la Junta fue inferir en las decisiones de los representantes de los consumidores en el CES, hecho que ahora el TSJA ha puesto de manifiesto mediante la sentencia.

Ya somos 192.679