Libertad para el 'broker' que hizo perder a Société Générale 4.900 millones de euros

La Fiscalía advierte de que se mantendrá sobre <b>Kerviel</b> un control judicial <i>"extremadamente estricto"</i>

El Tribunal de Apelación de París ordenó hoy al puesta en libertad del broker de Société Générale imputado por el fraude que costó a la entidad 4.900 millones de euros, Jérôme Kerviel.

Los magistrados del Tribunal no han seguido la recomendación de la Fiscalía, que no obstante advirtió de un control judicial "extremadamente estricto" sobre el imputado para que no abandone el área parisina y deba presentarse periódicamente ante la Policía.

Kerviel abandonó la cárcel de Santé en la que había permanecido nueve semanas poco después de las 15.00 horas, según informaciones de la edición digital de Le Monde. Se trata del reflejo en la práctica de la decisión adoptada hoy por los tres magistrados del Tribunal de Apelación de París, que ordenaron esta medida pese a que el broker está imputado por abuso, falsedad y uso de falsedad, así como por introducirse en un sistema de tratamiento automatizado de datos.

Las labores supuestamente delictivas de este ex operador de SocGen le costaron a la entidad bancaria gala alrededor de 4.900 millones de euros, motivo por el cual la Fiscalía había pedido el mantenimiento de Kerviel en prisión provisional. No obstante, el Ministerio Público no presentará recurso a esta decisión, al igual que la parte de la defensa.

"Constatamos que las obligaciones de control judicial extremadamente estricto a las cuales Kerviel va a estar sometido van a permitir a la instrucción desarollarse de la manera más eficaz posible", explicó el fiscal. Y es que el ex empleado de SocGen deberá remitir a las autoridades su documento de identidad y pasaporte, no podrá abandonar el área parisina sin autorización escrita del juez de instrucción y se le prohíbe negociar con valores empresariales.

Además, Kerviel deberá presentarse una vez por semana ante la Policía, justificar cada mes su lugar de residencia y se le prohíbe reunirse con cualquier persona que aparezca en el dossier del caso.

"Una decisión equilibrada"

"Se trata de una decisión equilibrada", explicó el abogado de la entidad francesa, Jean Veil. Por su parte, la letrada de Kerviel, Elizabeth Meyer, expresó su "gran satisfacción" por la última decisión del tribunal, que no "se ha dejado influenciar". De hecho, había sido la propia Meyer quien solicitó la puesta en libertad, entendiendo que no hay riesgo de reincidencia, destrucción de pruebas o fuga.

El ex operador permanecía en prisión desde el pasado 28 de enero, cuando fue detenido días después de que la entidad financiera anunciara las pérdidas multimillonarias. En un primer momento los jueces optaron por dejarle en libertad bajo control judicial, pero la Fiscalía consiguió su ingreso en prisión preventiva el 8 de febrero.

El joven de 31 años de edad mantiene que actuó solo en las transacciones y no en beneficio personal, asegurando que sus superiores sabían sobre sus operaciones en el mercado sin decir nada.

Ya somos 200.198