Un juez de Bilbao condena a Iberia a indemnizar con 900 euros a una pareja por el retraso de un vuelo desde Roma

La compañía falseó los motivos del retraso dando una respuesta distinta a cada afectado.

Una pareja vizcaína recibirá de Iberia 450 euros cada uno, así como los gastos de abogado, en compensación por haber padecido un retraso de un vuelo de Roma a Madrid que les supuso la pérdida de la conexión a Bilbao. La compañía falseó los motivos del retraso dando una respuesta distinta a la reclamación de cada afectado.

Según la sentencia de un juzgado de Bilbao, los hechos se produjeron el primero de julio de 2007, cuando ambos regresaban de Roma a Bilbao, vía Madrid, mediante dos vuelos conectados de Iberia.

El vuelo Roma-Madrid, que tenía prevista su salida a las 12.20 horas, despegó con un retraso de unas dos horas, lo que impidió a los pasajeros conectar con el vuelo Madrid-Bilbao con salida a las 16.10 horas, puesto que llegaron diez minutos más tarde.

Por esa razón los pasajeros fueron embarcados en el siguiente vuelo, llegando a Bilbao a las diez de la noche en vez de a las cinco de la tarde. La sentencia califica la actuación de la compañía aérea de "cumplimiento tardío" y declara que el Código Civil obliga en esos casos a indemnizar a los contratantes.

Según el fallo, llegar cinco horas más tarde de lo pactado al destino supone un daño moral, porque "la peripecia padecida por los viajeros, la falta de respuesta a sus reclamaciones, el nerviosismo y ansiedad ocasionado, la pérdida de la conexión prevista, el desasosiego que se les genera y todo el cúmulo de circunstancias que concurren" justifica la reclamación.

Dos respuestas diferentes

El juez declara, asimismo, la "temeridad" de la empresa al litigar, lo que obligará a abonar los gastos del abogado de los demandantes. La sentencia asegura que cuando se presentó la reclamación por ambos demandantes, cada uno recibió de Iberia una respuesta diferente.

En un caso, se alegó que hubo "congestión del espacio aéreo" y en el otro "avería". Además no hubo respuesta a la reclamación del organismo de Consumo.

La resolución judicial destaca que también se intentó previamente al juicio un acto de conciliación al que no acudió la compañía aérea, por lo que "de esta manera se les aboca a los demandantes a presentar la demanda".

Para justificar que la compañía aérea pague las costas, el juez argumenta que "de nuevo nos encontramos ante un evidente incumplimiento que nunca debió llegar a los tribunales". "Los demandantes no sólo reciben explicaciones incoherentes con lo sucedido, que revelan la escasa seriedad de quien se ocupó de redactarlas, sino que además han visto como todos sus intentos de una solución amistosa eran desoídos", agrega.

Finalmente el juez reprocha a la empresa que "no ha habido ninguna oferta, por nimia que fuera. Ninguna compensación se ha ofrecido, actuando de manera inexplicable, si de veras se pretendiera evitar el conflicto judicial". "Hubo un cumplimiento tardío y alguna respuesta debió darse, y ante las reclamaciones de consumo o en el acto de conciliación", indica.

Ya somos 203.748