Japón intensifica los controles de mozzarella de Italia por posible contaminación de dioxinas

La Policía italiana ha abierto una investigación después de que se encontraran dioxinas en algunas piezas producidas en la región de Campania.

Las autoridades japonesas están intensificando los controles sanitarios sobre la mozzarella procedente de Italia tras las investigaciones policiales sobre la posible contaminación de dioxinas en este alimento.

A diferencia de Corea del Sur, las autoridades niponas no han bloqueado la importación de mozzarella sino que "sólo están llevando a cabo controles más acusados, considerados de rutina, para cerciorarse de la salubridad del producto importando", según precisó el consorcio encargado de tutelar la denominación de origen de la mozzarella de bufala.

El presidente de este consorcio, Franco Consalvo, hizo un llamamiento a la calma y pidió "evitar el pánico en los mercados por una cuestión" que, asegura, es "marginal".

Corea del Sur bloquea las importaciones

El Gobierno de Corea del Sur, en cambio, sí ha decidido bloquear las importaciones de mozzarella de bufala italiana tras detectar un porcentaje de dioxina más alto de lo normal en algunos de estos productos.

El Ejecutivo italiano, por su parte, consideró "excesiva" la medida adoptada por las autoridades surcoreanas, ya que antes habría que verificar si los productos contaminados encontrados en Corea del Sur son italianos o proceden de otros países, según declaró ayer el ministro italiano de Agrigultura, Paolo de Castro.

De Castro insistió en que los investigadores italianos "están demostrando que los controles se hacen, que funcionan y garantizan el consumo seguro de la mozzarella de bufala italiana", el cual, "sigue siendo un producto de absoluta calidad".

Estas reacciones llegan una semana después de que la Policía italiana abriera una investigación sobre la presencia excesiva de dioxina en este queso típico italiano y en base a los resultados de algunos controles sanitarios que habrían encontrado dioxinas -sustancias altamente cancerígenas- en algunas piezas de mozzarella producidas en la región de Campania (Sur de Italia).

Los agentes están tratando de individuar la posible responsabilidad de las empresas productoras, que habrían omitido los controles alimentarios previstos por la ley antes de que la mozzarella salga al mercado.

Campos usados por la mafia para la eliminación de residuos

El origen del problema está en los campos donde pasturan las búfalas y con cuya leche se confecciona este tipo de queso típico italiano. Tal y como se ha denunciado en numerosas ocasiones, la mafia napolitana -la Camorra- utiliza los campos de la zona para eliminar los residuos tóxicos, lo que origina la paulatina contaminación tanto de la tierra como de las plantas y animales que se alimentan de ella.

Desde hace años, la Camorra controla el negocio de la eliminación de los desperdicios especiales procedentes no sólo de industrias italianas sino también de otros países de Europa, según apuntan algunas investigaciones.

Ya somos 203.714