Italia

FACUA exige transparencia sobre las marcas de mozzarella contaminadas con dioxinas y pide a Sanidad que analice las que se venden en España

Bruselas decide que de momento no prohibirá a Italia las exportaciones.

FACUA-Consumidores en Acción lamenta la opacidad con respecto a las marcas de mozzarella de la Campania italiana en las que se han detectado niveles "elevados" de dioxinas e insiste en demandar que se haga público el listado, como ya pidió ayer la asociación de consumidores italiana Federconsumatori.

FACUA demanda asimismo al Ministerio de Sanidad y Consumo que analice las marcas de mozzarella procedentes de Italia que se venden en España, a fin de despejar las dudas sobre su posible contaminación con dioxinas o medicamentos.

Bruselas ha decidido que de momento no prohibirá a Italia las exportaciones de mozzarella después de que su Gobierno le asegurase que los niveles de dioxinas detectados en determinadas muestras son "elevados", superando los límites autorizados en la UE, pero no "excesivos" y que las unidades afectadas no habrían salido fuera del país.

La Comisión Europea (CE) exigió hoy a Italia que tome nuevas medidas de control y advirtió en un comunicado que "las medidas puestas en marcha no bastan para garantizar que ningún producto contaminado entra en el mercado, puesto que no se ha retirado ningún producto potencialmente contaminado y el programa de vigilancia de las explotaciones de la región de Campania es todavía muy limitado".

"Si considera que las nuevas medidas son inadecuadas, la Comisión estudiará proponer medidas de salvaguarda contra los productos lácteos procedentes de la región de Campania", añade la nota.

Las autoridades italianas recibieron en la noche del miércoles un ultimátum de la Comisión para entregar información "precisa" y "concreta" sobre el caso de los altos niveles de dioxina encontrados en mozzarella elaborada con leche de búfala. El plazo finalizaba a las 18.00 horas del jueves.

Ya por la mañana, la portavoz comunitaria de Sanidad, Nina Papadoulaki, confirmó que estaban recibiendo nuevos datos de los entregados el miércoles por Italia y que los niveles detectados en esta mozzarella superaban los permitidos por la Unión, pero "no eran excesivos".

Los informes aportados en la mañana del jueves por las autoridades transalpinas, explicó Papadoulaki, aseguraban que los productos contaminados afectaban únicamente al "mercado local" y que no habría llegado a ningún Estado miembro de la Unión Europea, ni a ningún país tercero. Sin embargo, evitó dar detalles y prefirió esperar al vencimiento del ultimátum para valorar la información al completo.

Según el comunicado difundido por el Ejecutivo comunitario tras concluir el plazo, las autoridades italianas han informado de que el problema de la dioxina en Campania "ha sido contenido en Italia" y que "ningún queso de mozzarella con niveles de dioxina superiores a los permitidos han sido comercializados fuera de Italia".

Las autoridades italianas informaron de que se han tomado muestras de mozzarella de búfala y de leche para la producción de ésta de un total de 130 casas productoras, que fueron sometidas a análisis de dioxina y de policlorobifenilos (PCB). Los niveles de estas sustancias superaron los niveles máximos permitidos por la UE en muestras de veinticinco de estos establecimientos. Como consecuencia, todas las granjas lecheras que abastecían a estos centros, ochenta y tres en total, fueron precintadas y la leche producida allí, destruida.

La contaminación de la mozzarella de búfala vendría causada por la quema de deshechos en la región, a raíz de la crisis por la mala gestión en la recogida de basuras, y cuya combustión habría propiciado la propagación de la dioxina.

La Unión Europea establece un máximo de 3.0 picogramos por gramo de grasa (pg/g) y de 6.0 pg/g de la suma de dioxina y sustancias similares PCB en la leche y productos lácteos que son comercializados. Según los resultados de los análisis realizados en Campania, aquellos productos que superaron los límites alcanzaron entre 3 y 6 pg/g de dioxina y entre 6 y 8 pg/g de dioxina y similares.

Ya somos 203.807