Competencia incoa expedientes sancionadores a once patronales alimentarias

Al considerar que sus declaraciones en relación a las subidas de precios pueden constituir prácticas contrarias a la Ley de Defensa de la Competencia.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha incoado expedientes sancionadores a once asociaciones de empresas del sector de la industria alimentaria.

La CNC ha informado en un comunicado que el pasado otoño inició "de oficio" una serie de investigaciones tras observar la tendencia alcista del precio de determinados alimentos básicos desde mediados de 2007, a las que "se sumaron las denuncias que presentaron diversas asociaciones de consumidores" y "noticias difundidas en la prensa anunciando la subida del precio de los alimentos".

En el marco de dichas investigaciones, "la CNC acordó la realización de inspecciones en varias empresas y asociaciones del sector alimentario los pasados días 30 y 31 de octubre 2007".

El artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC) prohíbe todo acuerdo, decisión o recomendación colectiva o práctica concertada o conscientemente paralela que tenga por objeto, produzca o pueda producir el efecto de impedir, restringir o falsear la competencia en todo o parte del mercado nacional.

En este sentido, la CNC advierte que, como ya ha sido reconocido en numerosas ocasiones por su Consejo y ratificado por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, "basta con que se dé alguno de los supuestos antes mencionados para que sea de aplicación el citado artículo 1 y ello con independencia de que el acuerdo, recomendación colectiva o práctica concertadas se haya llegado a aplicar o no, y haya tenido efecto o no".

Una vez analizada la información recabada en las inspecciones llevadas a cabo el pasado octubre y analizada la información a la que se ha tenido acceso, la Dirección de Investigación de la CNC estima que "parece improbable probar la existencia de acuerdos explícitos entre los productores o comercializadores de alimentos para elevar los precios. No obstante, a la luz de dicha información analizada y, en especial, de las numerosas declaraciones y comunicaciones realizadas desde las asociaciones de empresarios del sector, se estima que éstas podrían constituir en sí prácticas contrarias al artículo 1 de la LDC".

Así, Competencia considera que las citadas declaraciones "podrían tener por objeto o efecto restringir, limitar o impedir la competencia". De acuerdo con la jurisprudencia nacional y comunitaria, las acciones de las asociaciones de empresas se consideran acciones de sus asociados en el sentido de la normativa de defensa de la competencia.

FIAB y siete de sus asociaciones

Por este motivo, la CNC ha acordado, con fecha 1 de abril, la incoacion de expedientes sancionadores a la Federación de Industrias Alimentarias y de Bebidas (FIAB) y a siete asociaciones dependientes de ésta. Y ello "a raíz de la documentación encontrada en las inspecciones domiciliarias en la sede de diversas asociaciones y a la luz de las declaraciones efectuadas desde las mismas" y con el objeto de "determinar si la política de comunicación puesta en práctica en el seno de dichas asociaciones pudiera constituir una práctica contraria al artículo 1 de la LDC".

Las asociaciones miembros de FIAB expedientadas son la Asociación de Fabricante de Harinas y Sémolas de España (Afhse), la Federación Española de Asociaciones del Dulce (FEAD), la Asociación Española de Fabricantes de Helado (AEFH), la Asociación Española de Panificación y Pastelería de marca (PPM), la Asociación Española de Fabricantes de Chocolate y Derivados del Cacao (Chocao), la Asociación Española de Fabricantes de Pastas Alimenticias (Aefpa) y la Asociación Española de Fabricantes de Salsas y Condimentos Preparados.

Pollo, huevos y pan

Asimismo, "de la documentación encontrada y de las denuncias presentadas en la CNC" se ha acordado la incoación de un expediente sancionador contra la Organización Interprofesional de Avicultura de Carne de Pollo del Reino de España (Propollo), con el objeto de "investigar si las declaraciones de sus representantes pudieran suponer una práctica contraria al artículo 1 de la LDC".

"A raíz de la información hallada en el marco de la investigación y las denuncias presentadas en la CNC", la Dirección de Investigación ha procedido a incoar expediente sancionador contra la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (Inprovo), a fin de "investigar si el contenido de las notas de prensa publicadas pudieran suponer una práctica contraria al artículo 1 de la LDC".

La Dirección de Investigación ha considerado igualmente que "las declaraciones efectuadas a lo largo en los últimos meses de 2007 por distintas asociaciones provinciales de panaderos deben ser también objeto de investigación" y ha incoado expediente sancionador en el caso de las declaraciones efectuadas por la Asociación de Fabricantes de Pan del Principado de Asturias.

Asimismo, la Dirección de Investigación ha remitido otras declaraciones de asociaciones provinciales -aunque no detalla cuáles son- a las Comunidades Autónomas dotadas de órganos de defensa de la competencia que pudieran, en su caso, llevar actuaciones similares por declaraciones paralelas.

Competencia recuerda que la incoación no prejuzga el resultado final de la investigación formal y que se abre ahora un plazo máximo de 18 meses para la instrucción de los expedientes correspondientes y para su resolución por la CNC.

Ya somos 204.085