Dos fallecidos por la enfermedad de las 'vacas locas'

FACUA considera que la mejor manera de tranquilizar a los consumidores es invertir mucho más en controles alimentarios

Casi una década después de la gran crisis de las <i>vacas locas</i>, critica que el cuerpo de inspectores sigue siendo demasiado reducido para acometer con eficiencia el control del mercado.

Tras haber trascendido los recientes fallecimientos de dos personas de la provincia de León a causa de la enfermedad de las vacas locas, FACUA-Consumidores en Acción insiste en hacer un llamamiento a las autoridades central y autonómicas que realicen más esfuerzos en mejorar los controles alimentarios y aumentar las redes de inspectores.

La mejor manera de tranquilizar a los consumidores es invertir mucho más en el control del mercado, incrementando de forma considerable los recursos técnicos y humanos de las distintas administraciones con competencias en el mismo: desde las aduanas hasta los comercios, pasando por todos los eslabones de la cadena de la producción y distribución.

FACUA siempre fue crítica con las medidas de control adoptadas por la UE, las cuales tachó de insuficientes en el año 2000. Entre otros motivos por eludir la realización de análisis sobre reses de menos de 30 meses -cuando a partir de los 20 o 24 pueden desarrollar la enfermedad- y no controlar los alimentos preparados a base de vacuno -como pizzas, hamburguesas, lasañas, salchichas...-.

FACUA también advirtió entonces, como sigue haciéndolo hoy, que la red de inspectores es insuficiente para garantizar la seguridad alimentaria en España. Lamentablemente, critica, el Gobierno central y las comunidades autónomas no han hecho los esfuerzos políticos y económicos suficientes para que los controles de mercado puedan ser considerados aceptables y el cuerpo de inspectores sigue siendo demasiado reducido para acometer con eficiencia el control alimentario.

Ya somos 190.594