La juez de Valencia se inhibe a favor de la Audiencia Nacional en la causa sobre Corporación Dermoestética

Acumula denuncias por un presunto fraude relacionado con sus implantes de mama.

La jueza de instrucción número 20 de Valencia se ha inhibido a favor de la Audiencia Nacional para que sea este órgano quien, en su caso, se haga cargo de la investigación de la denuncia presentada contra Corporación Dermoestética por un presunto delito de estafa en la implantación de las prótesis de mama, según informaron hoy a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

La magistrada de Valencia remitió el pasado jueves, día 10 de abril, toda la documentación a la Audiencia Nacional, aunque todavía no existe constancia de que este último órgano la haya recibido, indicaron las mismas fuentes.

La causa se incoó después de que la Fiscalía presentara el pasado mes de marzo de 2007 una denuncia por un presunto fraude relacionado con los implantes de mama de esta sociedad. Inicialmente, el juzgado de instrucción número 9 de Valencia abrió diligencias previas aunque, a finales de abril, el magistrado decidió inhibirse a favor del juzgado de instrucción número 20 al comprobar la existencia de una denuncia previa a la de la Fiscalía presentada por una particular, por la que se había abierto una causa anteriormente por los mismos motivos en esta instancia judicial.

La jueza pidió a mediados del mes de mayo del pasado año a la Fiscalía de Valencia que se pronunciase sobre la posible inhibición de la causa a favor de la Audiencia, al haber tenido conocimiento de que existían más denuncias similares a las presentadas en Valencia en otros puntos de España por los mismos hechos. La Fiscalía de Valencia apoyó la remisión a la Audiencia Nacional, al ser este órgano el competente para investigar aquellos delitos que tienen ramificaciones en varias provincias, indicaron las mismas fuentes.

En este punto, la empresa matizó a Europa Press que existen, en total, tres denuncias interpuestas -una en Albacete, otra en Castellón y una más en Valencia, ésta última con diez mujeres personadas en el proceso-. En total, señala que son unas doce mujeres supuestamente afectadas, y no 130 como inicialmente citaba el cirujano que comunicó a Fiscalía presuntas prácticas irregulares por la implantación a las clientas de prótesis mamarias de menor calidad a las facturadas.

Desde la compañía negaron que se haya producido alguna estafa por el implante de prótesis, ya que "lo único que se ha registrado es un error en las facturas". Es más, aseveraron que las prótesis, tanto de la empresa estadounidense McGhan como las de Silimed "son de muy buena calidad" y que la diferencia de precio entre una y otra oscila en unos 57 euros. Además, advirtieron que un informe elaborado por la Conselleria de Sanidad ratifica la calidad de ambas prótesis.

Además, desde la entidad recordaron que el cirujano que presentó la denuncia ante Fiscalía primero pidió una promoción en la empresa para convertirse en subdirector nacional de cirugía, pero se le negó, con lo que éste empezó a recabar información, prótesis, etiquetas e historias clínicas "sin autorización", y después, interpuso la denuncia.

Según publica hoy el diario El País, la fiscalía asegura que los testimonios de las pacientes plantean "Son estos consultores-comerciales", señala el texto de la fiscal, "quienes ofertan a estos pacientes las prótesis que les van a ser implantadas, les informan de que son las mejores del mercado, no presentan complicaciones y son para toda la vida, indicando que las prótesis que se implantarán son de la marca McGhan". El único contacto de las pacientes con el médico se produce tras haber formalizado el contrato, según la fiscal.

Ya somos 198.028