La XVII Asamblea General de FACUA demanda una auténtica participación en las políticas de Consumo

La Federación impulsará en los próximos cuatro años la acción unitaria con organizaciones de consumidores, centrales sindicales y otros movimientos sociales. Seguirá avanzando en la concertación con los sectores empresariales con el fin de consolidar canales de diálogo y mejorar el mercado.

La XVII Asamblea General de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) ha aprobado una resolución en la que demanda a la Junta de Andalucía que asuma con hechos el reconocimiento de las organizaciones de consumidores como agentes económicos y sociales, lo que considera la gran asignatura pendiente del Ejecutivo andaluz con el movimiento consumerista.

Más de cuarenta representantes de las ocho asociaciones provinciales que integran FACUA se han congregado hoy en Sevilla en una acto donde han definido sus estrategias de actuación para los próximos años. La Federación impulsará la acción unitaria con el resto de organizaciones de consumidores, las centrales sindicales y otros movimientos sociales. Asimismo, seguirá avanzando en la concertación con los sectores empresariales con el fin de consolidar canales de diálogo y mejorar el mercado.

Pero el principal protagonista del debate ha sido el futuro de las políticas de Consumo de la Junta de Andalucía. La Asamblea General de FACUA teme un retroceso en la protección al consumidor y en el fomento de las asociaciones que los representan si el proyecto de reforma de la Ley Andaluza de Consumidores y Usuarios y el Plan Estratégico de Protección al Consumidor se aprueban con sus diseños actuales.

Agentes económicos y sociales

FACUA advierte que sería inaceptable que ambos textos no asumiesen el papel de agentes económicos y sociales que están llamadas a desempeñar las organizaciones de consumidores. Superadas las dos décadas de existencia del movimiento consumerista andaluz, la Federación advierte que la Junta de Andalucía todavía no le ha situado en el lugar que le corresponde, ni en sus niveles de participación ni en el establecimiento de ayudas públicas dignas que le permita desarrollar la labor que le encomienda la ley.

"La Junta de Andalucía debe dar el paso de reconocer que el Mercado no sólo funciona con la patronal y los sindicatos", ha advertido el presidente de FACUA, Francisco Sánchez Legrán. "Si el Gobierno no ejerce un diálogo real con los interlocutores de los consumidores, estará tomando decisiones a sus espaldas".

La Asamblea, que ha exigido respeto a la independencia política de FACUA, denuncia en su resolución que actualmente las asociaciones de consumidores son ayudadas con la pretensión de que legitimen y colaboren con el sistema, "pero cuando desde nuestra independencia actuamos de forma crítica o reclamamos mayores niveles de participación o más apoyos económicos para poder cumplir el mandato que nos otorga la Ley, nos convertimos en entidades molestas que hay que controlar y mantener a cierta raya, para que no nos pasemos".

Ya somos 203.748