Detienen al administrador del laboratorio que etiquetó mal un sulfato que pudo causar la muerte de un usuario

Los Mossos atribuyen un delito de homicidio imprudente al detenido, que ya tenía antecedentes por un delito contra la salud pública.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron esta mañana al administrador del laboratorio farmacéutico Genox Farma SL en Lliçà de Vall (Barcelona), Javier S.F., que supuestamente se equivocó al etiquetar un producto que por error contenía sulfato de manganeso, en lugar de sulfato de magnesio, y que fue distribuido en farmacias de Barcelona y del Vallès Occidental. Un paciente murió en Terrassa (Barcelona) tras consumir el citado producto, pero la autopsia todavía tiene que clarificar la causa exacta de la muerte.

Según informó la Policía catalana, al administrador y jefe de almacén del laboratorio y mayorista de productos químicos, farmacológicos y alimentarios se le atribuye un delito contra la salud pública, otro de homicidio imprudente y otro de lesiones imprudentes. El detenido ya tiene antecedentes por un delito contra la salud pública por parte del Cuerpo Nacional de Policía, aunque no se ha precisado porqué motivo concreto.

El hombre, de nacionalidad española y 49 años, fue detenido en su domicilio de Lliçà d'Amunt (Barcelona). En las próximas horas pasará a disposición judicial. La investigación sigue abierta por parte de la Unidad Central de Consumo de los Mossos y la Conselleria de Salud.

Además del fallecido, hay otras doce personas afectadas, de las que seis fueron ingresadas en el Hospital Mútua de Terrassa -cuatro ya han sido dadas de alta, dos se mantienen en observación y evolucionan favorablemente- y ingresó en la Clínica Teknon, aunque ya ha sido dado de alta. El resto no requirió ingreso hospitalario.

El sulfato de magnesio, que se utiliza entre otras indicaciones como laxante, fue encargado por la Farmacia Coliseum de Barcelona al laboratorio, del que es comprador habitual.

Según informó la Conselleria de Salud en un comunicado, la inspección ha revelado que, por error, en marzo se envasaron hasta 10 kilos de sulfato de manganeso que fueron suministrados únicamente a la citada farmacia, que posteriormente distribuyó a otras farmacias de la capital catalana y del Vallès.

Salud aseguró que los datos disponibles indican que ya se ha podido localizar "gran parte" del producto afectado, aunque aún se está haciendo la recogida tanto de los envases inmovilizados en las oficinas de farmacia implicadas como de aquellos que están en poder de usuarios que se han puesto en contacto con Sanitat Respon (902 111 444).

El servicio de Sanitat Respon ha atendido, desde el martes hasta hoy, un total de sesenta y ocho llamadas pidiendo información sobre este asunto, de las cuales once eran de personas afectadas con sintomatología leve. El resto de llamadas pedían información del producto.

La ingestión de sulfato de manganeso por vía oral, en dosis elevadas y de manera puntual, puede dar lugar a irritación en las mucosas de la boca, faringe, esófago y tracto intestinal. También puede provocar náuseas, vómitos, dolores de estómago y trastornos gastrointestinales que, en caso de ingestas muy importantes, pueden ser graves.

La Conselleria pide a los ciudadanos que hayan podido adquirirlo, dejen de utilizarlo, conserven el envase y se pongan en contacto con Sanitat Respon o con su médico, si ya lo han tomado.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) quiso matizar en un comunicado que el sulfato de magnesio no es un fármaco ni una fórmula magistral, sino una sustancia que se utiliza en complementos de vitaminas y minerales en pequeñas dosis.

Ya somos 203.749