Ahora dice que no hay 'toxicidad aguda'

FACUA considera que las declaraciones de Soria aumentan la falta de transparencia en la alerta sobre el aceite de girasol

Aunque miles de comercios y establecimientos hosteleros venden y usan hoy el mismo aceite que ayer, el ministro asegura que ya no existe en el mercado ningún producto contaminado.

FACUA-Consumidores en Acción considera que las declaraciones realizadas hoy sábado en Sevilla por el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, no hacen más que acrecentar la falta de transparencia en la alerta alimentaria sobre el aceite de girasol.

"El hecho de que en España se haya producido la retirada voluntaria de ese producto y que se hayan identificado las partidas que proceden de Ucrania nos permite mandar un mensaje de tranquilidad a la población, pero tranquilidad porque estamos informando en todo momento de lo que está ocurriendo", ha dicho el ministro, que ha asegurado que la situación "está controlada".

"Primero se inmovilizó, se retiró", ha asegurado Soria. "Y en este momento", ha dicho, "se pueden incorporar a la distribución aquellas marcas de las que estamos seguros".

El ministro no ha levantado aún la recomendación de no consumir ninguna marca de aceite de girasol emitida ayer por el Ministerio -sólo ha dicho que eso "está cerca"-, pero ha garantizado que los consumidores "pueden estar tranquilos" con los envases que estén hoy a la venta.

Asegura que todo lo que hoy está en el mercado "tiene garantías"

"No queremos avanzar listados porque eso se va a producir a lo largo de los próximos días pero sí asegurarles que si un producto está en la cadena de venta y distribución es que tiene garantías", ha dicho Soria a los periodistas.

FACUA recuerda que Sanidad y Consumo no ha decretado la retirada de la circulación del aceite de girasol en ningún comercio ni local de hostelería del país. El Ministerio sólo alcanzó el viernes acuerdos con determinadas patronales de la distribución y la hostelería, que se han comprometido a dejar de vender o usar aceite de girasol. Pero FACUA advierte que resulta obvio el hecho de que miles de comercios y establecimientos hosteleros de toda España suministran hoy exactamente el mismo aceite que ayer.

No revela las marcas con lotes afectados "por prudencia"

Aunque Soria ha querido destacar la supuesta "transparencia" del Ministerio, ha argumentado que no desvela aún las marcas con lotes afectados por la contaminación "por prudencia". Y ello, advierte FACUA, pese al grave daño que la alerta está causando no ya en las marcas que no están afectadas, sino en las que ni siquiera utilizan aceite proveniente de Ucrania.

FACUA señala que los consumidores tienen derecho a conocer de inmediato cuáles son las marcas y lotes que pueden comenzar a descartarse de la contaminación.

Sí hay riesgo para la salud

"Hoy ya sabemos que la concentración de producto, de hidrocarburos halifáticos, es tan baja que no hay un riesgo de toxicidad aguda y por lo tanto la población puede estar más tranquila", ha añadido el ministro.

El viernes, el director ejecutivo de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), habló en la Cadena SER de riesgo de "toxicidad crónica" ante el consumo reiterado de un aceite con este tipo de contaminación.

FACUA considera que con estas declaraciones se ha comprobado que no hay "ausencia de riesgo para la salud" en los aceites contaminados, como aseguraba el comunicado emitido por el Ministerio de Sanidad y Consumo en la tarde del viernes.

En este sentido, la asociación sigue demandando que se aclare el nivel de toxicidad y las consecuencias para la salud de los consumidores -y especialmente sectores especialmente sensibles como niños, ancianos o personas aquejadas de determinadas dolencias o enfermedades- que tienen los aceites contaminados que hubiesen podido entrar en su momento en la cadena alimentaria.

Durante la rueda de prensa, celebrada en Sevilla en la sede de la Delegación del Gobierno, el ministro de Sanidad y Consumo aludió constantemente a la "política de transparencia" que según él está demostrando el Gobierno con este tema, lo que, a su juicio, demuestra "cómo el Ejecutivo maneja estas situaciones, en las que no se oculta información al ciudadano".

FACUA sigue esperando que el Ministerio convoque a las principales asociaciones de consumidores del país a una reunión de urgencia para tratar la alerta alimentaria del aceite de girasol.

Ya somos 192.641