Aceite de girasol contaminado

FACUA cuestiona que la alerta haya terminado y cree que Sanidad tiene todavía que aclarar muchas cuestiones a los consumidores

<b>Bernat Soria</b> se escuda en la ausencia de críticas de la presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios, designada por el Gobierno.

FACUA cuestiona que la alerta haya terminado y cree que Sanidad tiene todavía que aclarar muchas cuestiones a los consumidores
FACUA-Consumidores en Acción cuestiona que la alerta sobre el aceite de girasol haya concluido y cree que el Ministerio de Sanidad y Consumo tiene todavía que aclarar muchas cuestiones a los consumidores, entre otras si las empresas que han puesto en el mercado productos contaminados van a ser expedientadas y se investigarán los motivos por los que no analizaron la partida ucraniana con hidrocarburos alifáticos.

FACUA se pregunta cómo puede anunciar el ministro, Bernat Soria, que "la alerta ha terminado", como ha afirmado esta tarde en rueda de prensa, cuando multitud de establecimientos comerciales de toda España no han dejado de vender en ningún momento ninguna marca de aceite de girasol, como tampoco han paralizado su uso numerosos establecimientos de hostelería.

Ninguna crítica de la presidenta del CCU

FACUA lamenta que Francisca Sauquillo, presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) –del que esta asociación no forma parte fruto de una decisión del Ministerio recién anulada por el Tribunal Supremo-, se haya limitado a justificar todas las medidas del Ministerio, sin cuestionar nada, llegando incluso a afirmar que no es el momento de plantear la preocupación existente sobre las marcas afectadas.

Al ser preguntado por las críticas de FACUA, el ministro ha dicho que "se ha informado prácticamente a medida que se producían los acontecimientos". "La voz de los consumidores nos importa mucho, por eso está aquí la presidenta", en alusión a Sauquillo, que en su día fue propuesta por el Gobierno para la presidencia del CCU, y "los mensajes que recibimos es que hemos estado protegiendo a los ciudadanos".

A las preguntas de los periodistas, el ministro ha asegurado que "no existe ninguna botella tóxica". "Estamos seguros de que el resultado del refino es que no hay toxicidad" en el aceite comercializado, ha asegurado el presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), Félix Lobo, que ha pronunciado una frase bastante desafortunada: "No estamos aquí para satisfacer curiosidades de los periodistas", ha dicho.

Esta mañana, Lobo aseguraba en la Cadena SER que el "resultado" de la alerta del viernes es que "no tenemos ninguna persona intoxicada, ninguna noticia de que nadie haya tenido que ir a un hospital". El viernes, el director ejecutivo de la Aesan, José Ignacio Arranz, hablaba de "riesgo de toxicidad crónica" por un consumo reiterado.

Félix Lobo ha afirmado que del mercado se ha sacado "todo el aceite de girasol de cualquier origen o cualquier marca" y advierte que sólo en "algunas pequeñas tiendas" han podido no retirarlo por no haberse enterado de la alerta al ser regentadas por "ciudadanos de otra procedencia".

Ya somos 198.412