Bruselas no impedirá la importación de aceite de girasol de Ucrania

Tampoco actuará contra la empresa que ha cometido el fraude, con el argumento de que deben hacerlo las autoridades ucranianas.

La Comisión Europea no tomará de momento nuevas medidas para impedir la entrada en la UE de aceite de girasol contaminado procedente de Ucrania. Considera suficientes las medidas adoptadas por los Estados miembros afectados -España, Italia, Francia y Países Bajos- para retirar las partidas adulteradas y ha recibido garantías del Gobierno de Kiev de que el futuro revisará todos los envíos de aceite a Europa para verificar si se ha mezclado con hidrocarburos.

El portavoz de Agricultura del Ejecutivo comunitario, Michael Mann, resaltó que, según el análisis realizado por la Agencia de Seguridad Alimentaria de la UE, el aceite mineral que se ha encontrado en las partidas contaminadas es el "menos tóxico" que existe y que por tanto "no hay riesgo para la salud pública".

Tras varios días de espera, la Comisión recibió esta mañana un correo electrónico de la embajada de Ucrania en Bruselas en el que el Gobierno de Kiev informa de que ha puesto en marcha un grupo de trabajo para investigar el fraude del aceite de girasol. También asegura que en el futuro las autoridades ucranianas controlarán todos los envíos de este aceite a Europa para garantizar que no hay presencia de hidrocarburos, según relató el portavoz.

Los expertos del Ejecutivo comunitario debatieron este miércoles si se adoptaban nuevas medidas y llegaron a la conclusión de que de momento no es necesario. "Lo que está ocurriendo es que los Estados miembros están retirando el aceite afectado del mercado. Todo el que ha llegado al mercado está siendo retirado. Estamos satisfechos con las medidas que las autoridades de los Estados miembros están tomando", aseguró Mann.

El portavoz resaltó que si en las próximas semanas se toman nuevas medidas, éstas no serán de carácter legal sino que consistirán fundamentalmente en un aumento de los controles. En este sentido, subrayó que las aduanas de los Estados miembros ya supervisan los envíos y ello permitió precisamente localizar las partidas contaminadas.

Al ser preguntado por si la UE puede tomar medidas contra la empresa ucraniana responsable del fraude, Mann dijo que en principio no está previsto porque "son las autoridades nacionales del país donde opera la empresa las que tienen que tomar medidas contra esta compañía por cometer ese fraude".

Ya somos 197.899