FACUA concede a la tabaquera R.J. Reynolds el premio al Peor Anunciante de 2001

El premio al Peor Anuncio ha sido para la campaña de Vitalínea, de Danone, donde la modelo Valeria Mazza se queja de problemas de peso.

Una top model que se queja de exceso de peso, una marca de cigarrillos que invita a los jóvenes a probar "algo bueno", un automóvil que promete las sensaciones de un piloto de competición y unos filetes de atún disfrazados de melva. Estos son los protagonistas de la última edición de Los Peores Anuncios del Año, que desde hace cuatro años otorga la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) a las campañas y anunciantes que utilizan las técnicas más engañosas, temerarias o denigrantes para vender sus productos.

Peor Anuncio

FACUA ha otorgado su premio al Peor Anuncio de 2001 a la campaña de los desnatados Vitalínea, de Danone. Siguiendo en su línea de otorgar a su producto unas milagrosas propiedades adelgazantes, la empresa llegó al extremo de presentar en un spot a la delgadísima modelo Valeria Mazza quejándose de unos supuestos problemas de peso que le impedían cerrar la cremallera de su pantalón. Una imagen distorsionada de la realidad especialmente peligrosa para el público adolescente, con el que Danone revela sentirse al margen de un problema tan grave como la influencia de los mensajes de los medios de comunicación sobre la problemática de la anorexia juvenil.

Peor Anunciante

El premio al Peor Anunciante ha sido para la tabaquera R.J. Reynolds, por sus anuncios de Winston y Camel. En los primeros, la empresa invita a los jóvenes a ponerse al día, llegando a describir el tabaco como "algo bueno" que no deben perderse. "¿Perderme algo bueno?" y "¿Dejar de disfrutar?" son dos de las frases utilizadas en la campaña de la firma, que utiliza el eslogan "Ponte al día".

Los anuncios de Camel protagonizados por la caricatura de un camello han continuado difundiéndose durante el último año, una publicidad especialmente atractiva para el público juvenil. Uno de sus anuncios asemeja el hecho de fumar al placer sexual, presentando al camello desnudo tras haber practicado el sexo y la frase "Nunca olvidarás tu primer Camel".

Publicidad Temeraria

BMW ha merecido el premio a la Publicidad Temeraria, por un anuncio de prensa de su automóvil BMW M3 en el que aparece el volante de un coche que se asemeja al de uno de carreras sujetado por unas manos con guantes de competición. La imagen se acompaña de la frase "Si quiere saber qué siente Juan Pablo Montoya conduciendo un Fórmula 1, pregúntele al conductor de un M3". Todo ello adornado con textos explicativos de los equipamientos que posee el vehículo destinados a que se parezca a un Fórmula 1.

Publicidad Engañosa

El premio a la Publicidad Engañosa ha recaído sobre la empresa Usisa, por vender unas supuestas conservas de filetes de melva que en realidad eran de bonito. El producto, que numerosos establecimientos presentaron como una atractiva oferta de filetes de melva por su reducido precio, se anunciaba con esta denominación en su envase, aclarando con una tipografía de tamaño y color difícilmente apreciable que se trataba de filetes de bonito con una "presentación tipo filetes de melva".

Los premios de FACUA a Los Peores Anuncios del Año se crearon en 1998, ocasión en que Tabacalera Española (hoy Altadis) recibió el premio al Peor Anunciante del año anterior. En la siguiente edición, Telefónica fue el Peor Anunciante, y le siguió con esta distinción otra compañía de telecomunicaciones, Amena. Este premio se concedió ex aequo para A3D y La Tienda en Casa el año pasado.

Ya somos 191.140