El Gobierno catalán estudia prohibir dar bolsas de plástico en los comercios

Pretende reducir el consumo a la mitad en 2012.

La Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) estudia, entre otras tres opciones para regular el consumo de bolsas de plástico, prohibir "totalmente" su distribución, según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat. Otra de las medidas que baraja obligaría al consumidor a pagar por cada bolsa que coja.

Ambas propuestas salen de un estudio encargado por la ARC sobre las alternativas jurídicas y económicas para regular la reducción del consumo de bolsas. Entre las medidas, destaca la posibilidad de fijar algún tipo de impuesto a estos productos; devolver al consumidor el coste de la bolsa de plástico que no se lleve; prohibir la distribución gratuita, o bien, prohibir "totalmente" la distribución de bolsas de plástico en todos los comercios.

Tanto esta última medida, que ya se aplica en China, como las otras tres requieren una regulación mediante ley. Sin embargo, la cadena catalana de supermercados Bon Preu aplica la devolución del importe en determinados casos. En cuanto a la posibilidad de obligar a pagar por las bolsas, esta medida tiene su precedente en Londres, donde se ha anunciado su implantación. En Irlanda, por su parte, las bolsas tienen un cánon que grava su consumo.

30% menos de consumo de bolsas en 2009

Todas estas iniciativas se estudian en paralelo con las negociaciones con el sector de distribución alimentario estatal para llegar a un acuerdo de reducción de consumo, según explicó la agencia de residuos catalana.

Sin embargo, la Conselleria de Medio Ambiente apuntó que "empieza a valorar la posibilidad de una regulación legal para lograr los objetivos de su Programa de gestión de residuos municipales de Cataluña 2007-2012", que implica una reducción del consumo de bolsas en un 30% para el 2009 y en un 50% para el 2012.

Las bolsas de plástico supusieron cerca del 2% de los residuos municipales que se produjeron en Catalunya, según un estudio de 2006 de la ACR. En total, Cataluña consume un promedio de 10 millones de bolsas semanales.

Desde marzo de 2006, la Generalitat trabaja para llegar a un acuerdo voluntario con el sector de distribución alimentaria, con el fin de implantar medidas de reducción de manera voluntaria.

Ya somos 198.072