Le habían amenazado con los tribunales

Tras la intervención de FACUA, Orange anula las facturas reclamadas durante tres años a un usuario por un ADSL que no disfrutó

El operador le requería el pago de cuatro mensualidades por un valor de 170,74 euros.

FACUA-Consumidores en Acción ha conseguido que Orange anule todas las facturas reclamadas durante tres años a un usuario por un ADSL que no pudo disfrutar por irregularidades de la compañía. El operador le requería el pago de cuatro mensualidades por un valor de 170,74 euros, incluso con la amenaza de una demanda judicial si no lo hacía.

Antonio D.M., socio de FACUA, contrató en enero de 2004 el ADSL con Orange (entonces Wanadoo). Desde el primer momento, el servicio fue muy irregular, con continuas desconexiones. Durante ocho meses las numerosas llamadas realizadas por el usuario para intentar sin éxito que le solucionaran el problema sólo le sirvieron para engordar aún más su factura ya que la empresa sólo le atendía a través de una línea de pago 902.

A partir del noveno mes, el usuario perdió totalmente la línea de ADSL, por lo que decidió por fin darse de baja del servicio. Orange comenzó a reclamarle el pago de 170,74 euros por facturas impagadas y, un año después, le amenazó con llevarlo a los tribunales a través de la empresa Espand Abogados, que incluso le remitió una carta con el texto de la demanda que supuestamente interpondrían.

Tras tres años amenazado con reiterados requerimientos de pago y supuestas demandas judiciales, Antonio D. M. acudió a FACUA, cuyo Gabinete Jurídico se dirigió a la empresa de telecomunicaciones para exigirle que anulara la pretendida deuda del usuario, ya que durante los periodos de facturación reclamados no había dispuesto del servicio contratado.

El Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, establece en su artículo 19, que cualquiera de las partes puede resolver el contrato si una de las dos no cumple lo pactado.

Asimismo, su artículo 87.1 estipula como cláusula abusiva la que implique "la imposición de obligaciones al consumidor para el cumplimiento de todos sus deberes y obligaciones" (en este caso, el pago de la factura), "aún cuando el profesional no hubiere cumplido los suyos" esto es la adecuada y correcta prestación del servicio.

Gracias a la intervención de FACUA, a través de su mediación con Orange y sin necesidad de acudir a la vía judicial, la empresa anuló las facturas correspondientes a los meses en los que no había tenido acceso al servicio, que ascendían a 170,74 euros.

Ya somos 203.584