Acordes a una organización con más de 22.000 socios

FACUA Sevilla pide a Sánchez Monteseirín más niveles de participación e interlocución en las políticas municipales

Será declarada asociación de utilidad pública, según el compromiso del alcalde.

El secretario general de la Asociación de Consumidores en Acción de Sevilla-FACUA, Manuel Baus Japón, ha pedido al alcalde hispalense "mayores niveles de participación e interlocución en las políticas municipales". Ésta ha sido una de las principales reivindicaciones de FACUA Sevilla en la reunión celebrada hoy en el Ayuntamiento con Alfredo Sánchez Monteseirín.

Baus señala que "para atender a las necesidades de los ciudadanos, el Gobierno municipal debe escuchar las reivindicaciones de las asociaciones que los representan estableciendo los canales de interlocución permanentes que sean necesarios".

Consejos de Administración de las empresas municipales

El secretario general de FACUA Sevilla ha destacado de forma positiva que al inicio de este nuevo periodo de gobierno de la coalición PSOE-IU, la Asociación ha vuelto a formar parte en los consejos de administración de Tussam y Emasesa -en los que las asociaciones ciudadanas habían dejado de tener presencia con voz y voto hace más de una década-, pero recuerda que reclama participar en los de todas las empresas municipales.

FACUA Sevilla, que tiene más de 22.000 afiliados, es la asociación de consumidores más representativa y una de las principales organizaciones ciudadanas de la ciudad. Por ello, el dirigente consumerista ha reclamado al alcalde que le dé "el peso político que le corresponde y valore la necesidad de que las distintas delegaciones municipales se reúnan de forma sistemática con FACUA Sevilla, tanto para mantenerla informada de sus iniciativas como para recoger y tener en consideración las reivindicaciones de la Asociación".

En este sentido, el alcalde ha mostrado su compromiso de trasladar a sus delegaciones municipales la necesidad de reforzar la interlocución con la Asociación. Sánchez Monteseirín también ha aceptado la petición de FACUA Sevilla, fundada hace casi tres décadas, en 1981, de ser declarada asociación de utilidad pública, por lo que ha anunciado que pondrá en marcha los trámites para ello.

Subvenciones acordes a la realidad asociativa

La delegación de FACUA Sevilla, encabezada por su secretario general, junto a Rubén Sánchez García, su portavoz, y Rocío Algeciras Cabello, miembro de su Consejo de Dirección, también ha pedido al alcalde que equipare las exiguas subvenciones que le otorga cada año para fomentar la protección de los consumidores a la realidad asociativa y al nivel de presencia social de la Asociación.

En relación a la Delegación del Gobierno municipal directamente responsable de las políticas de protección a los consumidores, la de Salud y Consumo, FACUA Sevilla ha destacado al alcalde el talante de diálogo de la delegada y su director de Área, pero le ha reclamado que la dote de presupuestos suficientes que permitan desarrollar campañas de peso, mejorar la inspección de mercado y dignificar el funcionamiento de la Junta Arbitral de Consumo Municipal.

El papel de la OMIC

Por último, la Asociación ha pedido a Sánchez Monteseirín que apueste por la transformación de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) en un órgano donde el asesoramiento a los consumidores sea prestado directamente por técnicos de las asociaciones de consumidores, "para que la OMIC deje de jugar un papel que no le corresponde y pueda mejorar las labores relacionadas con el Arbitraje y la inspección de mercado", ha señalado Baus.

El alcalde ha valorado las reivindicaciones de FACUA Sevilla y se ha mostrado dispuesto a emprender, con la delegada de Salud y Consumo, sendos análisis sobre el papel y estructura de la OMIC y de la situación de la Junta Arbitral de Consumo.

Ya somos 198.330