FACUA denuncia irregularidades y favoritismos partidistas en las políticas de Consumo de la Junta de Andalucía con las asociaciones de consumidores

Critica las decisiones políticas para beneficiar a UCA-UCE, la asociación de consumidores del PSOE, en la representación institucional y la concesión de subvenciones.

FACUA denuncia irregularidades y favoritismos partidistas en las políticas de Consumo de la Junta de Andalucía con las asociaciones de consumidores
La Federación de Consumidores en Acción de Andalucía-FACUA denuncia irregularidades y favoritismos partidistas en las políticas de Consumo de la Junta de Andalucía en los ámbitos de la representación institucional y la concesión de subvenciones.

FACUA Andalucía advierte que el Gobierno lleva dos legislaturas intentando distorsionar el desarrollo del movimiento de consumidores, negándose a evaluar y verificar objetivamente los niveles de representatividad de cada organización para beneficiar a la Unión de Consumidores de Andalucía-UCA/UCE, por el mero hecho de estar vinculada al PSOE.

La secretaria general de FACUA Andalucía, Olga Ruiz Legido, y su portavoz, Rubén Sánchez García, han dado a conocer hoy esta situación en rueda de prensa.

En el acto con los medios de comunicación, han señalado que esta forma de intervención partidista de la Administración, al apoyar a organizaciones dóciles al poder que son en la práctica correas de transmisión del partido político que sustenta al Gobierno, está perjudicando no sólo a FACUA y al conjunto de las organizaciones que mantienen posiciones de independencia, sino también al propio movimiento de consumidores. Y es que intentan impedir que éste se desarrolle sin mediatizaciones partidistas y logre así ser una fortaleza básica en la vertebración de la sociedad y un elemento imprescindible para el desarrollo de la democracia participativa y para fortalecer la posición de los consumidores frente al mercado.

FACUA Andalucía señala que esta manera de actuar de la Administración andaluza contribuye a fomentar elementos de distorsión y crispación entre las propias organizaciones de consumidores, que impiden la necesaria unidad de acción en defensa de los intereses y derechos de los consumidores y usuarios.

Al margen del trabajo y la actividad real desarrollada por cada una de las organizaciones de consumidores, las ayudas vienen concediéndose atendiendo a criterios que nada tienen que ver con sus niveles de representatividad social reales y efectivos, sin imparcialidad ni objetividad, respondiendo claramente a razones partidistas y a intereses ajenos a los generales y al fin último que debe perseguirse, que no es otro que la defensa de los consumidores y el equilibrio del mercado.

Dos legislaturas de favoritismo

FACUA Andalucía señala que estas prácticas comenzaron hace dos legislaturas, con un regreso a los favoritismos partidistas de los años 80 que creía superados. En 2003, FACUA dejó de ser reconocida por el Gobierno andaluz como la principal federación de consumidores, culminando así un proceso de tres años en los que UCA-UCE pasó de su tercer puesto en representatividad a ser colocada injustificadamente en el primero.

Durante los últimos cuatro años, la Federación ha esperado pacientemente que la situación llegase a su fin, en la confianza de que la política dialogante por la que se caracterizó la ya ex directora general de Consumo tuviese su reflejo en el reconocimiento objetivo a la realidad del movimiento de consumidores. Sin embargo, la reciente propuesta de resolución de subvenciones para 2008 mantiene el favoritismo partidista de años atrás.

Para FACUA, resulta inconcebible que el apoyo e impulso del movimiento de consumidores esté condicionado a la docilidad al poder y a la tutela e intervención en el funcionamiento interno de las organizaciones.

Decisión de la Junta Directiva de FACUA Andalucía

El pasado 10 de mayo, la Junta Directiva de FACUA Andalucía celebró una sesión con carácter extraordinario en la que aprobó por unanimidad una serie de decisiones en respuesta a la discriminación de la que viene siendo objeto.

El 12 de mayo, el presidente de FACUA Andalucía, Francisco Sánchez Legrán, envió una carta al presidente de la Junta, Manuel Chaves González, y a la nueva consejera de Gobernación, Clara Aguilera García, para pedirles que pongan freno a los favoritismos partidistas y la falta de objetividad en las relaciones con el movimiento de consumidores.

FACUA Andalucía ha demandado que el nuevo Gobierno de un giro y destierre este tipo de injerencias partidistas en el movimiento de consumidores. Asimismo, ha pedido la elaboración de una norma que regule y garantice el control objetivo de los niveles de representatividad de las asociaciones de consumidores.

Sentencia del TSJA

Las prácticas han llegado al extremo de la imposición antidemocrática en 2003 de un representante de los consumidores en el Consejo Económico y Social (CES) de Andalucía, el presidente de UCA-UCE, Juan Moreno Rodríguez, cuyo nombramiento ha sido considerado ilegal en una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

UCA-UCE es la federación de consumidores que recibe más subvenciones de Consumo. Pero para justificar esta privilegiada situación, el Gobierno se basa en datos que UCA-UCE exagera y maquilla, que se niega a verificar pese a las reiteradas peticiones de FACUA.

Incumplimiento de la Orden de subvenciones

FACUA ha denunciado ante el presidente de la Junta de Andalucía y la consejera de Gobernación que UCA-UCE incumple la Orden sobre la que se basan las subvenciones, al no contar con sedes propias en las ocho provincias abiertas al menos cuatro horas de lunes a viernes. Y lo que es más grave, dos de sus sedes están en despachos de abogados.

FACUA también ha evaluado, entre otros datos, que la desproporcionada cifra de reclamaciones que UCA-UCE dice tramitar cada año es imposible teniendo en cuenta el personal del que dispone. Según un análisis realizado FACUA sobre la base de su propia actividad, para tramitar las 19.750 reclamaciones que UCA-UCE declaró en 2007 necesitaría disponer de nada menos que 56 licenciados en derecho, 23 técnicos y 13 administrativos trabajando una media de 36 horas a la semana cada uno.

Grave situación actual de UCA-UCE

Para FACUA Andalucía, resulta especialmente grave el hecho de que la propuesta de resolución de subvenciones de Consumo para 2008 vuelva a situar en la primera posición a UCA-UCE, pese a la enorme crisis en la que está inmersa.

Cinco de las ocho asociaciones provinciales de UCA-UCE han llevado a los tribunales a la actual dirección autonómica ante su negativa a celebrar un Congreso para decidir si mantienen o relevan a su presidente. La Junta Directiva de UCA-UCE ha decidido expulsar cautelarmente a tres de sus organizaciones, evitando así que puedan ejercer su derecho a voto en el Congreso que reclaman.

Desde el interior de la federación han surgido voces que la acusan de haber utilizado el dinero público procedente de las subvenciones para pagar indemnizaciones por despidos improcedentes, entre otras una relacionada con un caso de acoso laboral tras una sentencia del TSJA contra el presidente de UCA-UCE y su federación.

Ya somos 198.216