Entrará en vigor el 1 de julio

Los servicios jurídicos de la CNE creen que la nueva tarifa nocturna podría comprometer la seguridad jurídica

También consideran necesario que se aplique un régimen transitorio en su incorporación.

Los servicios jurídicos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) han expresado en un informe algunas reservas acerca de la posible falta de ajuste en aspectos relacionados con la seguridad jurídica en la normativa que introducirá cambios en la tarifa nocturna de la luz.

Fuentes del regulador energético indicaron a Europa Press que, además de las reservas expresadas acerca del principio de la seguridad jurídica, los técnicos consideran necesario que se aplique un régimen transitorio en la incorporación de la nueva tarifa nocturna.

Este informe no ha sido aprobado por el consejo de administración del regulador presidido por María Teresa Costa y, por lo tanto, no dispone por el momento del aval del órgano rector, aunque arroja dudas sobre una norma que entrará en vigor el 1 de julio.

Las fuentes señalaron que el informe de los técnicos no hace alusiones concretas en ningún momento a la posible inconstitucionalidad de la norma, recogida en el real decreto 1634/2006, pese a apelar al principio de la seguridad jurídica, recogido en el Artículo 9.3 de la Constitución.

A partir del 1 de julio, la tarifa nocturna será sustituida por otra de discriminación horaria. Hasta el momento, los usuarios de tarifa nocturna se beneficiaban de un descuento del 55% en las horas valle -entre las 23 y las 7 horas- y sufrían una penalización del 3% durante el resto del día, considerado horas punta.

Con el nuevo sistema, se amplía de ocho a catorce el número de horas valle y se reduce ligeramente, al 47%, la bonificación por consumir en ese periodo, pero se obliga al usuario a contratar la máxima potencia demandada y se le aplican penalizaciones del 35% si lo hace en horas punta.

Ya somos 191.392