Tras la reclamación de FACUA

Vodafone cancela más de 8.000 euros facturados a un italiano al que aseguraron que pagaría en su país el mismo precio que en España

Acudió a FACUA después de que le cortasen la línea y le amenazasen con un registro de morosos y los tribunales.

Vodafone ha cancelado más de 8.000 euros que facturó el pasado verano a un socio de FACUA-Consumidores en Acción, un italiano afincado en las Islas Canarias, al que tanto el servicio de atención al cliente de compañía como uno de sus distribuidores aseguró que podría utilizar su tarifa plana Navega y Habla en su país al mismo precio que en España.

"Tanto antes de partir a mi país de vacaciones como durante mi estancia en Italia", cuenta el usuario, Daniele S.S., "me preocupé, en varias ocasiones, de recabar información sobre el servicio a través del teléfono de atención al cliente de Vodafone y del distribuidor autorizado donde había contratado la tarifa plana Navega y Habla, la tienda Mederos Movitén, de la localidad tinerfeña de Adeje".

"En ambos casos se me informó reiteradamente, por activa y por pasiva, de que no había ningún tipo de problema y que podía irme tranquilo, ya que se me respetaría la tarifa plana que tenía contratada", indica el afectado, al que finalmente facturaron en Italia 8.328,93 euros, IVA incluido, por lo que supuestamente estaba incluido en Navega y Habla. Para colmo, el usuario realizó desde Italia varias consultas sobre su consumo mediante SMS por precaución y, según indica, la información remitida por Vodafone nunca indicó las elevadas cantidades finalmente facturadas.

Pese a que emprendió un proceso de reclamaciones para solicitar la rectificación de las facturas, Vodafone procedió a cortar la línea al usuario y le advirtió que incluiría sus datos en un registro de morosos, tras lo que una empresa de gestión de cobros, Seinco, le amenazó varias veces con llevarlo a los tribunales si no pagaba.

Ante esta situación y al conocer otros casos similares resueltos por FACUA, Daniele decidió asociarse para que emprendiese acciones en su defensa. Así, FACUA presentó una reclamación a Vodafone argumentando que las cantidades facturadas no respondían a las supuestas condiciones del servicio que habían sido ofertadas al usuario.

Una vez más, Vodafone ha contestado a FACUA que atenderá a su reclamación, procediendo a emitir a Daniele S.S. sendas facturas rectificativas por valor de 8.240,55 y 88,38 euros por lo tarificado en concepto de roaming-Internet, aunque indicando que lo hace "como gesto comercial y de forma totalmente excepcional".

Los contratos de Vodafone no sólo no aclaran las condiciones de cada uno de sus servicios, sino que aseguran que el consumidor recibirá toda la información en el punto de venta, algo que en realidad no ocurre. De hecho, a través de un sondeo en varias tiendas de la compañía, FACUA constató que ningún vendedor informó de las limitaciones geográficas de su tarifa plana de acceso a Internet e incluso en algunos casos aseguraron que se aplicaría en cualquier lugar con cobertura Vodafone, multinacional presente en sesenta países.

Ya somos 190.611