Seguridad en Internet

Alertan del riesgo de un "11-S digital"

La Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información demanda a los Estados miembros más medidas para combatir las amenazas sobre la Red.

La Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (Enisa, por sus siglas en inglés) de la Unión Europea alertó hoy del riesgo de un "11-S digital", en referencia a los atentados de 2001 en Nueva York y Washington, provocado por ciberataques si los Estados miembros no toman más medidas para combatir las amenazas a la seguridad en Internet.

"Europa debe tomarse más en serio las amenazas para la seguridad e invertir más recursos en la seguridad de redes y de información", dijo el director ejecutivo de Enisa, Andrea Pirotti, a través de un comunicado. En este sentido, reclamó que la legislación de la UE obligue a las empresas a informar sobre cualquier incidente relacionado con la seguridad en Internet, como ya ha hecho Estados Unidos.

La Agencia de Seguridad de las Redes alertó sobre los "preocupantes desequilibrios" en las medidas de seguridad adoptadas por los Estados miembros y resaltó que a la UE "todavía le queda mucho por recorrer para salvaguardar la economía digital".

En estos momentos, el 30% del comercio internacional es "digitalmente dependiente". El spam o correo basura costó a las empresas 64.500 millones de euros en 2007, el doble que en 2005. Enisa señaló que como sólo el 6% del spam llega a las cuentas de correos, se percibe que el problema está bajo control. No obstante, alertó de que el fenómeno está creciendo en cantidad, talla y ancho de banda utilizado.

La Agencia advirtió además de los riesgos de las redes sociales en Internet, como Facebook, y recomendó una revisión de la normativa comunitaria sobre privacidad y comunicaciones electrónicas. También destacó el problema de los "ordenadores secuestrados", cuyo número se estima que asciende a seis millones en todo el mundo, que son utilizados por organizaciones criminales para enviar spam y cometer fraude on-line.

Enisa señaló que ha apoyado la puesta en marcha de equipos de respuesta rápida frente a ataques informáticos. En 2005, sólo ocho Estados miembros contaban con esta herramienta, mientras que en 2008 la cifra casi se ha duplicado hasta alcanzar los catorce. Estos equipos son "elementos clave" para combatir ciberataques como los que sufrió Estonia el año pasado.

Ya somos 204.664