Soria anuncia que las comunidades autónomas sancionarán a las empresas implicadas en la importación de aceite de girasol contaminado

El ministro considera <i>"ejemplar"</i> la actuación del Gobierno. El PP la califica de <i>"pésima"</i>.

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, anunció ayer que las comunidades autónomas sancionarán a las empresas implicadas en la importación de aceite de girasol contaminado. "El que incumple, lo paga" avanzó el ministro durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados, además de anunciar que propondrá a Bruselas "nuevos mecanismos" para ofrecer información "puntual" a los consumidores cuando se produzcan "momentos de crisis".

Soria señaló que "deberán depurarse responsabilidades" para esclarecer la entrada en el mercado de este producto, así como la utilización de ingredientes transformados procedente de las partidas contaminadas y la no comunicación del problema a las autoridades españolas "en tiempo y forma".

El ministro aseguró que "todas las medidas" tomadas en relación con la gestión de la crisis del aceite de girasol fueron "voluntarias y consensuadas" con el sector y calificó de "ejemplar" la gestión de España. Además, el ministro insistió en que el Ministerio actuó "conforme al principio de precaución" y "con total transparencia hacia los consumidores".

Soria defendió que la actuación del Ministerio "fue correcta" y basó esta afirmación en "los avales" ofrecidos por los profesionales de la salud pública, de la seguridad alimentaria, los científicos, los consumidores representados por el Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) –aunque determinadas organizaciones que lo integran han criticado distintos aspectos de su actuación- y la Unión Europea. De todos modos, Soria señaló que "cada parte" implicada en la gestión de la crisis del aceite de girasol "asume sus responsabilidades". "Se produjo una crisis con muchas sombras, faltaban datos para garantizar la seguridad alimentaria de los ciudadanos y tomamos la mejor decisión", apostilló.

Soria aseguró que su Ministerio "llegará hasta el final" para que los consumidores "puedan estar seguros". Hasta el momento, nueve comunidades autónomas han facilitado a la Agencia de Seguridad Alimentaria los datos relativos a las inspecciones llevadas a cabo.

En este sentido, el ministro afirmó que "deberán depurarse responsabilidades" para esclarecer la entrada en el mercado de este producto, así como la utilización de ingredientes transformados procedente de las partidas contaminadas y la no comunicación del problema a las autoridades españolas "en tiempo y forma".

El ministro también indicó que, desde el 1 de enero hasta el 30 de abril, periodo fijado por la Comisión Europea para decretar la alerta, entraron en España 39.305 toneladas de aceite de girasol importado de Ucrania, de las que 24.756 estaban contaminadas y 5.850 toneladas "están siendo analizadas".

Críticas del PP

Tras la comparecencia de Soria, la diputada del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso Dolors Nadal (PP), lamentó que el ministro aplicara el principio de precaución "a su antojo". "Retiró lo que no debía, no colaboró con las comunidades y se metió en un lío de donde aún no ha sabido salir", aseveró.

En opinión de la diputada popular, la "pésima" gestión de Sanidad "ha engrandecido un problema que sólo ha generado confusión y demagogia". "Hace falta menos demagogia y más transparencia", concluyó Nadal.

Ya somos 203.748