FACUA aconseja a los consumidores que eviten el alarmismo y no hagan acopio de alimentos ante el paro de Fenadismer

Aunque respeta sus reivindicaciones, considera desproporcionada la medida emprendida por los autónomos del transporte.

Ante el paro indefinido iniciado esta medianoche por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), FACUA-Consumidores en Acción recomienda a los consumidores que eviten el alarmismo y no hagan acopio de alimentos ya que el desabastecimiento en los comercios es, de momento, bastante improbable.

FACUA recuerda que el paro está convocado exclusivamente por Fenadismer, que integra fundamentalmente a los transportistas autónomos, y no por los grandes empresarios del sector, flotistas e intermediarios, integrados en la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM).

Aunque FACUA respeta las reivindicaciones de Fenadismer y es consciente de la gravedad de su problema, considera desproporcionada la medida que ha emprendido y lamenta que ni siquiera haya tomado contacto con las principales asociaciones de consumidores del país para informarles de sus demandas y actuaciones.

FACUA espera que Fenadismer dialogue con el Gobierno y que el paro indefinido termine a la mayor brevedad, aunque pone de manifiesto una vez más que los profesionales autónomos deberían contar con una regulación legal que defina qué medidas pueden llevar a cabo para defender sus intereses.

En este sentido, la asociación recuerda que mientras los trabajadores asalariados tienen regulado el derecho de huelga, que implica el establecimiento de servicios mínimos, y las empresas tienen prohibidos los paros patronales, la situación de los profesionales autónomos continúa adoleciendo de carencias cuya falta de resolución termina repercutiendo negativamente en los consumidores ante situaciones como la actual.

FACUA señala que todas las ayudas gubernamentales, directas o indirectas, a sectores profesionales o empresariales proceden de los impuestos de todos los ciudadanos, por lo que su aplicación no puede ser aprobada sin un análisis riguroso de las consecuencias ni como un parche que en modo alguno sirva para afrontar la grave situación del mercado de los combustibles.

FACUA recuerda que el sector más afectado por la subida de los carburantes son los consumidores, ya que no sólo viene padeciendo el encarecimiento de la gasolina y el gasóleo, sino también el de los productos y servicios en los que éste se ha repercutido.

En este sentido, lamenta que la liberalización del sector emprendida a finales de los 90, con la que se eliminó el sistema de precios máximos que fijaba el Gobierno, sólo haya servido para contribuir a un alza imparable sin que hasta la fecha se hayan anunciado ni tan siquiera la puesta en marcha de medidas de control sobre los mecanismos de fijación de precios de las grandes petroleras.

Ya somos 198.307