El IPC sube siete décimas en mayo

La tasa interanual escala al 4,6%, la más alta en 13 años.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) experimentó un aumento de siete décimas en el mes de mayo respecto a abril y la tasa interanual repuntó cuatro décimas, hasta en el 4,6%, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta tasa del 4,6% es la más alta que se registra desde julio de 1995, cuando alcanzó el 4,7%, y supone volver a las subidas tras el respiro que supuso abril, mes en el que el IPC cayó tres décimas, hasta el 4,2%, después de haber encadenado siete aumentos consecutivos.

Así, en mayo y por séptimo mes consecutivo, la inflación se mantuvo por encima del 4%, lejos del objetivo para el conjunto del año (2%), debido, en gran parte, al aumento de los precios de los carburantes y lubricantes, que han tenido especial incidencia en los precios del transporte.

De hecho, el Ministerio de Economía y Hacienda destacó en un comunicado que el repunte en la tasa interanual del IPC se ha debido fundamentalmente al "notable incremento" de los precios del barril del petróleo en los mercados internacionales, que acumulan una subida interanual del 83,4%, y del 12,5% en comparación con el pasado mes de abril.

En mayo, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en el 3,3%, dos décimas más que en abril. Por su parte, el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó en mayo el 4,7% interanual, cinco décimas más que en el mes precedente.

De esta forma, si se confirma el dato avanzado por Eurostat, el diferencial de precios con la eurozona se situaría en 1,1 puntos, cifra que, según el Departamento dirigido por Pedro Solbes, es similar a la media observada desde que España entró en la Unión Económica y Monetaria.

El aumento en siete décimas de la inflación mensual obedeció, principalmente, a la subida de los precios del transporte, que se incrementaron en un 2,5% por el alza de los carburantes, al repunte de los precios del vestido y el calzado en un 1,3% por la temporada primavera-verano, y al incremento de los precios de la vivienda en un 0,7% por el encarecimiento del gasóleo para calefacción.

El único grupo con repercusión negativa en el mes de mayo fue medicina, donde los precios bajaron un 0,6%, por el descenso del coste de los medicamentos y otros productos farmacéuticos.

En tasa interanual, el mayor incremento se registró también en el transporte, cuyos precios repuntaron un 8,4%, tasa que supera en más de un punto y medio a la del mes de abril. Esta subida obedece en su mayor parte al hecho de que el encarecimiento de los carburantes ha sido más intenso en mayo de este año que en igual mes de 2007.

La vivienda, por su parte, aumentó su tasa anual seis décimas, hasta el 6,6%, por el encarecimiento del gasóleo para calefacción, mientras que los precios de la medicina situaron su tasa anual en el 0,4%, ocho décimas menos, por el abaratamiento de los medicamentos.

En el grupo de ocio y cultura, la tasa anual aumentó casi un punto, hasta el -0,6%, debido a que el año pasado los precios del viaje organizado disminuyeron en mayo por efecto de la Semana Santa.

Carburantes y combustibles suben un 21% en un año

En cuanto a los grupos especiales, todos, excepto los bienes industriales duraderos, registraron incrementos anuales de precios. Así, destacaron los aumentos de los carburantes y combustibles (21%), el de los productos energéticos (16,5%), los alimentos sin elaborar y los productos energéticos (11,1%) y los alimentos elaborados, bebidas y tabaco (7,5%).

Por rúbricas, los mayores incrementos de precios en mayo respecto a abril de 2008 se registraron en patatas y sus preparados (2,9%), transporte público interurbano (2,6%), calzado de mujer (2,4%), transporte personal (2,3%) y zapatos para niños (2,1%). En el ámbito de la alimentación, además de las patatas, destacaron las subidas mensuales del café, el cacao y las infusiones (1,4%), los cereales (1,2%) y la carne de ave, con un incremento del 1,1%.

En el capítulo de descensos, los precios que más cayeron en tasa intermensual fueron los de carne de ovino y pescado fresco y congelado (ambos con una tasa negativa del 1,8%), los medicamentos y material terapéutico (-1,2%) y la leche (-0,9%).

La leche, un 24,8% más cara que hace un año

Sin embargo y pese al descenso mensual, la leche es un 24,8% más cara que hace un año. En términos interanuales también destacan los incrementos registrados en los precios de los huevos (13%), las frutas frescas (11,8%), el pan (10,9%) y los productos lácteos (10,3%).

Bajaron, en cambio, los precios de las patatas y sus preparados (-8%), los objetos recreativos (-6,5%), los medicamentos y material terapéutico (-2,5%) y las prendas de vestir de hombre y los electrodomésticos y reparaciones (-0,6% en ambos casos).

Por comunidades autónomas, la inflación mensual subió en todas ellas, siendo los mayores incrementos los de Navarra, con un aumento del 0,9%, y Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Galicia y La Rioja, todas ellas con un repunte de ocho décimas.

Comunidades autónomas

En tasa interanual, la mayor subida, con un 5%, la registraron Cantabria y Castilla-La Mancha, seguida de Aragón, Canarias y Castilla y León (todas con un 4,9%), Galicia ( 4,8%) y Andalucía, Asturias y Extremadura ( 4,7%).

Por su parte, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Navarra y La Rioja se situaron una décima por debajo de la media nacional, con incrementos del 4,5%, mientras que Baleares y País Vasco experimentaron una subida anual del 4,4%.

Las cifras más bajas correspondieron a Madrid, con un 4,3%, y a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, ambas con una subida de precios interanual del 4,2%.

Ya somos 198.108