Sentencia

Expo-An, condenada a indemnizar con 145.000 euros a ocho socios de FACUA por los defectos de construcción en una promoción en Sevilla

Los afectados denuncian la prepotencia con la que actuaron los responsables de la promotora, que incluso se burlaban de sus reclamaciones.

FACUA-Consumidores en Acción ha logrado que la promotora Expo-An, propiedad del empresario sevillano Luis Portillo, indemnice a ocho familias con 145.673,52 euros por los defectos en la construcción de sus viviendas.

FACUA tuvo que recurrir a la vía judicial ya que la promotora no quiso resolver el conflicto a través de la mediación. Así, el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Sevilla ha condenado a Expo-An a indemnizar a los vecinos con la cantidad de 131.766,52 euros más los intereses moratorios y costas, que ascienden a 13.907 euros. La empresa ya ha abonado las cantidades a los demandantes.

En 1999, ocho familias compraron casas situadas a las afueras de la localidad sevillana de Dos Hermanas, en el Residencial Llanos de Condequinto. Cuando les entregaron las viviendas, con un retraso de más de un año, detectaron importantes defectos de construcción e incumplimientos de las características ofertadas.

Paredes torcidas, puertas que no abrían del todo, ventanas que no estaban donde se suponía y un largo etcétera de irregularidades fue lo que se encontraron los vecinos del Residencial Llanos de Condequinto cuando llegaron a sus nuevas casas, construidas por la empresa Expo-An.

Desde ese primer momento, los vecinos empezaron a reclamar a Expo-An por los defectos que encontraron en sus viviendas. Sin embargo, la promotora siempre tenía una excusa y no respondía a las quejas de los usuarios. Según varios de los afectados, la empresa incluso se burlaba de ellos al comentarles que el mal estado del enfoscado se debía a que habían decidido "darle un estilo ibicenco" a las viviendas.

Ocho de las familias afectadas acudieron a FACUA Sevilla para que actuase en su defensa. La asociación se dirigió a la promotora para tratar de llegar a una solución dialogada, que no fue posible porque no respondió a sus peticiones.

Como las reclamaciones de subsanación de defectos e incumplimientos existentes en las viviendas no fueron atendidas de forma efectiva por Expo-An, se requirió un informe de un arquitecto técnico en el que se reflejaron los daños e incumplimientos existentes, algunos tan importantes como la falta de aislamiento térmico en cubiertas, aislamiento acústico en medianeras, deficiencia en instalaciones de telecomunicaciones, solería puesta con diferentes tonalidades, humedades, fisuras, etc.

Una vez obtenida toda la documentación, se presentó una demanda en representación de los ocho vecinos que finalmente decidieron acudir a los tribunales para reclamar daños y perjuicios, concretados en la cuantía de la valoración realizada por el arquitecto técnico como costes de la ejecución de las obras de subsanación de los defectos e incumplimientos contractuales existentes en las viviendas, más los intereses moratorios y costas. Ante esta situación, los afectados recuerdan que "la empresa contestó de forma prepotente e irónica", alegando que los vecinos querían una vivienda "a la carta".

Finalmente, y tras probarse la existencia de la mayoría de los defectos denunciados, el Juzgado de Primera Instancia de Sevilla número 8 condenó a Expo-An a indemnizar a los vecinos.

Ya somos 203.712