La CE pide una indemnización a cuatro fabricantes de ascensores por los sobrecostes debidos a su pacto de precios

ThyssenKrupp, Schindler, Otis y Kone fueron sancionadas en 2007 con 992 millones de euros.

La Comisión Europea anunció hoy que ha presentado ante el Tribunal de Comercio de Bruselas una demanda contra cuatro fabricantes de ascensores -ThyssenKrupp, Schindler, Otis y Kone- en la que reclama una indemnización por los precios artificialmente elevados que se le facturaron durante nueve años por la instalación y mantenimiento de ascensores y escaleras mecánicas en las sedes comunitarias en Bruselas y Luxemburgo.

Las cuatro empresas fueron sancionadas por el Ejecutivo comunitario en 2007 con una multa récord de 992 millones de euros por pactar los precios y repartirse el mercado.

De acuerdo con los cálculos de la OCDE, en un cártel los precios son entre un 20% y un 30% más altos que en condiciones normales de mercado, según explicó el portavoz de Competencia, Jonathan Todd. Con su reclamación contra los fabricantes de ascensores, la Comisión quiere dar ejemplo a las empresas y particulares que se vean perjudicados por un cártel y animarles a que pidan compensaciones a la justicia.

El Ejecutivo comunitario todavía no ha calculado el importe definitivo del perjuicio que le han ocasionado los fabricantes de ascensores y espera que la cifra definitiva la fijen los peritos durante el juicio. El valor de los diferentes contratos que se han firmado con las cuatro empresas en Bruselas durante el periodo de la infracción asciende a 19 millones de euros, según explicó la portavoz de Lucha contra el Fraude, Valérie Rampi.

Contra la multa de la Comisión a los fabricantes de ascensores se han impuesto un total de doce recursos, pero ninguno de ellos cuestiona la existencia del cártel. Los recursos contestan únicamente el reparto de responsabilidades y el importe de las multas.

Ya somos 191.171