La CE baraja recomendar a los 27 un método uniforme para calcular la tarifa de terminación de llamada

En España, FACUA ha denunciado que Movistar, Vodafone y Orange aplican tarifas de interconexión que van desde el doble hasta el quíntuple de sus costes.

La Comisión Europea baraja recomendar a los Estados miembros un método uniforme para calcular la tarifa de terminación de llamada -interconexión- que cobran los operadores de telefonía a otros operadores que utilizan su red para dar su servicio tanto en telefonía fija como móvil y que, finalmente, trasladan al consumidor.

Bruselas considera que, a pesar de que son los reguladores nacionales los que fijan la tarifa máxima de terminación de llamada, las diferencias que se paga en los 27 Estados miembros da lugar a "una distorsión de la competencia entre operadores de distintos países y entre los operadores de líneas fijas y móviles" al considerar que, en algunos casos, las diferencias "no se justifican", según el Ejecutivo comunitario.

Para la comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, "los mercados de terminación de llamadas en la Unión Europea necesitan regularse". "En los próximos tres años, espero que haya más consistencia y coordinación para reducir los costes de las llamadas móviles en torno a un 70% de los precios actuales", admitió.

Según la normativa comunitaria, las tarifas de interconexión deben estar orientadas a costes. En España, FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado que Movistar, Vodafone y Orange aplican tarifas de interconexión que van desde el doble hasta el quíntuple de sus costes.

A juicio de su homóloga de Competencia, Neelie Kroes, "las tarifas de terminación realmente orientadas al coste [del operador] aumentarán la competitividad en beneficio de los consumidores, a quienes cabe esperar pagar precios minoristas más bajos como resultado", pero también beneficiará a la industria y a los operadores menores, agregó.

Las tarifas de terminación de llamadas con móvil varían entre los 2 céntimos que se cobran en Chipre a los 18 céntimos en Bulgaria, según los datos que maneja la Comisión Europea.

En términos globales, la media en la Unión Europea del coste de las tarifas en el caso de llamadas locales se sitúa en 0,57 céntimos de euro, mientras que si se trata de las denominadas llamadas en tránsito simple la tarifa se eleva hasta los 0.83 céntimos y a 1,12 euros para las llamadas en tránsito doble. De media, las tarifas de terminación de llamadas a líneas fijas es nueve veces menor a la que se aplica en el caso de las llamadas a móviles.

Ante estos datos, la Comisión Europea lanzó ayer una consulta pública hasta el 3 de septiembre para recabar la opinión de los ciudadanos, el sector de las telecomunicaciones y los Estados miembros sobre la posibilidad de regular, a nivel europeo, el cálculo de estas tarifas.

Una vez realizada la consulta, la Comisión Europea tiene intención de adoptar este año una recomendación a los Estados miembros sobre el método a utilizar a la hora de calcular estas tarifas sin esperar que "sean idénticas" en los Veintisiete, dado que en cada país comunitario "las llamadas tienen un precio distinto", según explicaron fuentes comunitarias. La idea de Bruselas es que los operadores apliquen las recomendaciones para finales de 2011.

Ya somos 203.748