FACUA advierte que el Proyecto de Decreto andaluz sobre compra de coches usados está falto de contenidos y tiene contradicciones

La Federación lamenta que dos años después haberse valorado el primer borrador, la Consejería de Gobernación no haya tenido en cuenta las alegaciones planteadas entonces por los consumidores.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) advierte que el Proyecto de Decreto andaluz por el que se regularán el derecho a la información de los consumidores en la compra de vehículos usados está falto de contenidos e incluso tiene contradicciones. Y ello, lamenta la Federación, dos años después de que el Consejo de los Consumidores y Usuarios (CCU) de Andalucía plantease sus alegaciones al primer borrador, que no han sido tenidas en cuenta por la Consejería de Gobernación.

FACUA considera positivo que se elabore una norma para regular un sector objeto de numerosas reclamaciones por parte de los consumidores, pero considera que la falta de atención a las demandas de su máximo órgano de representación y consulta, el CCU de Andalucía, han dado como resultado un texto muy mejorable.

Así, FACUA advierte que el Proyecto de Decreto no contempla la compra en pública subasta administrativa o judicial, los vehículos denominados kilómetro cero, los no matriculados que han participado en ferias o exposiciones ni los vehículos de importación (matriculados en origen).

El texto indica que los vehículos deberán tener un cartel donde se informe, entre otros aspectos, si cuentan o no con garantía, lo que FACUA considera una inconcebible contradicción no sólo con la directiva europea que regula la venta de estos productos, que establece un plazo obligatorio de garantía de dos años, sino con el Código Civil y otras normas españolas, que también plantean la obligación de plazos mínimos de garantía.

El texto hace referencia a la obligación del vendedor de entregar una "documentación oficial", pero no concreta qué documentos deben integrarla. Además, plantea como obligatorio tener un documento individualizado a disposición del consumidor con una serie de datos relativos al vehículo, pero un párrafo después entra en una nueva contradicción al indicar que si se carece de alguna de estas informaciones, el hueco correspondiente se rellenará con la indicación "no consta".

Asimismo, el Proyecto de Decreto plantea la exposición de un cartel en los establecimientos con una leyenda que informe de la existencia de un documento individualizado para cada vehículo expuesto, pero no obliga, como demandan los representantes de los consumidores, a que dicha información se incluya en todos los impresos donde se recojan ofertas publicitarias de vehículos a motor usados.

Entre otras carencias, FACUA considera necesario incluir un apartado en el Decreto que contemple la necesidad de que en los contratos se detalle de forma obligatoria sobre quién recae la responsabilidad de realizar y/o gestionar el cambio de titularidad o transferencia del vehículo, quién soportará el coste de dicha operación y el importe desglosado de éste.

Ya somos 198.301