Según las autoridades del país

La Aesan indica que la empresa italiana que reutilizaba derivados lácteos podridos está cerrada desde hace un año

Suministraba la materia prima a industrias lácteas italianas y multinacionales.

Tras trascender el fraude alimentario investigado en Italia relacionado con la reutilización de productos lácteos en mal estado, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha emitido un comunicado el que da a conocer la información que le ha remitido al respecto la Comisión Europea.

En la tarde del viernes, la Aesan recibió una notificación de la Comisión a través del sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF, por sus siglas en inglés). En ella, "los Servicios de la Comisión trasladan a los Estados miembros la información aportada por las autoridades italianas", en respuesta a la información aparecida en su país, en el diario
La Repubblica y, a su vez, "solicitan al punto de contacto de Italia que facilite la información disponible". "En ningún punto de la notificación se hace alusión a riesgo a la salud de los consumidores", señala la Aesan.

"Analizada la documentación oficial de que se dispone por la Aesan, deben de destacarse tres aspectos", indica el comunicado. "El primero que no existe riesgo para la salud de la población, el segundo que además no se cita a España como posible implicado en ninguna parte del documento oficial, el tercero que lo que refieren, es un episodio ocurrido hace dos años y la empresa italiana que realizaba estas actuaciones, está cerrada desde hace un año (según informan las autoridades italianas). Además y como complemento a lo anterior, la propia Comisión sitúa el episodio, por el momento, como un fraude".

La noticia publicada por La Repubblica apuntaba a tres empresas con sede en Italia y una afincada en Alemania como suministradoras de una pasta de queso semielaborada a partir de lácteos caducados, podridos e incluso contaminados gusanos o excrementos de rodedores, para posteriormente ser puesta a la venta por industrias lácteas italianas y multinacionales.

La Aesan ha indicado que "está trabajando desde el rigor técnico en aclarar la situación y está en contacto tanto con las autoridades italianas, como con los Servicios de la Comisión Europea, insistiéndoles en la necesidad de que cualquier información relativa a este hecho que pueda afectar a España, nos trasmitan de inmediato, tal y como es el proceder habitual del Rasff".

Ayer, FACUA-Consumidores en Acción
se dirigió por escrito a la Aesan para solicitar información sobre el caso. Asimismo, FACUA le solicitó análisis sobre los productos comercializados en España por las empresas implicadas en el fraude investigado en Italia para despejar las dudas sobre su salubridad.

Ya somos 198.486