La tasa de ahorro de los hogares españoles cae cuatro décimas en el primer trimestre de 2008

Con respecto al mismo periodo del año pasado.

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro se situó en el primer trimestre del año en el 2,6% de su renta disponible, lo que supone cuatro décimas menos que en igual periodo de 2007, según la estadística de cuentas no financieras de los sectores institucionales publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con ello la necesidad de financiación de los hogares se situó en 18.263 millones de euros, un 6,8% del PIB. En el caso de la economía nacional la necesidad de financiación se estima en 30.207 millones de euros, lo que supone un 11,3% del PIB del trimestre, 18 puntos más que hace un año.

El valor total de ahorro de los hogares españoles se situó en 4.240 millones de euros en el primer trimestre del año, 372 millones menos que en los tres primeros meses de 2007, debido a que el gasto en consumo final creció a un ritmo superior (6,1%) al de su renta.

En los últimos cuatro trimestres (desde el segundo trimestre de 2007 al primer trimestre de 2008) esta tasa alcanzó el 10,2% de la renta disponible, una décima menos respecto al periodo precedente.

La renta disponible de los hogares ascendió en el primer trimestre a 164.156 millones de euros, con un incremento interanual del 5,6%.

A este resultado contribuyó especialmente el aumento del saldo de rentas primarias (6,1%), en el que destaca, especialmente, el crecimiento del excedente de explotación y de las rentas mixtas (7,5%), mientras que el saldo neto de rentas de la propiedad apenas creció un 0,1% (las recibidas aumentaron un 5,1% y las pagadas un 14,5%). Por su parte, la remuneración de asalariados creció un 5,9% en el primer trimestre.

En este trimestre, los hogares se han beneficiado de un mayor volumen de prestaciones recibidas, que han mostrado un crecimiento interanual del 8,1%, superior al incremento de las cotizaciones sociales pagadas (7,2%), así como del aumento del saldo de las transferencias corrientes recibidas, que subió un 31,9%. Al mismo tiempo, en el primer trimestre los pagos de los hogares por impuestos sobre la renta y el patrimonio repuntaron un 12,1%.

El ahorro generado por los hogares, unido al incremento de las transferencias netas de capital recibidas, no fue suficiente para financiar el volumen de inversión de este sector, que alcanzó casi 24.000 millones de euros en el primer trimestre, un 2,9% más. De esta forma, los hogares e instituciones sin ánimo de lucro presentaron una necesidad de financiación de 18.263 millones de euros hasta marzo, importe equivalente al 6,8% del Producto Interior Bruto (PIB) trimestral.

Sociedades no financieras

Por su parte, el sector de sociedades no financieras registró un crecimiento interanual del 1,7% en su renta disponible durante el primer trimestre, hasta situarse en 19.354 millones de euros. Este resultado fue consecuencia del aumento en un 1,9% del saldo de rentas primarias, en el que el excedente de explotación repuntó un 7,4%, lo que fue compensado casi por completo por las rentas netas de la propiedad pagadas por las sociedades, que subieron un 15,9%. A ello hay que sumar el pago del Impuesto de Sociedades, que este trimestre creció un 4,1%.

Sin embargo, la renta disponible alcanzada por las sociedades no financieras, unida al saldo positivo de 3.409 millones en transferencias de capital netas recibidas, no sirvió para financiar en su totalidad el montante total de inversión del sector, que alcanzó los 58.688 millones. De esta forma, estas sociedades registraron una necesidad de financiación de 35.925 millones de euros, el equivalente al 13,4% del PIB trimestral, cifra similar a la de hace un año.

Administraciones públicas

Por su lado, las administraciones públicas redujeron su renta disponible un 0,5% en el primer trimestre, hasta alcanzar 66.073 millones de euros, debido, especialmente, al descenso interanual de los impuestos netos percibidos por el sector (-0,4%). En concreto, la recaudación por tributos ligados a la producción e importaciones bajó en 2.833 millones (-8%), frente al aumento en 2.604 millones de los ingresos procedentes de los impuestos sobre renta y patrimonio (11,3%).

Igualmente, el menor crecimiento interanual de las cotizaciones sociales percibidas (7,2%) que de las prestaciones pagadas (8,5%) contribuyó también a la caída de la renta disponible de las administraciones públicas.

El gasto en consumo final de este sector aumentó un 7,6% en el primer trimestre, lo que permitió generar un ahorro que alcanzó un valor absoluto de 24.062 millones, un 12,2% menos que en los mismos meses de 2007.

Este ahorro, reducido en 2.368 millones por el saldo neto de las transferencias de capital percibidas, permitió financiar completamente el volumen de inversión de las administraciones públicas en este trimestre, obteniéndose una capacidad de financiación estimada en 18.588 millones de euros, un 6,8% del PIB del trimestre, 2,1 puntos menos que hace un año.

Instituciones financieras

En el sector de instituciones financieras la renta disponible aumentó de forma muy significativa, un 47,1% concretamente, hasta situarse en 7.743 millones en el primer trimestre. Esta renta disponible fue suficiente para financiar el volumen de inversión realizada por el sector, que ascendió a 2.229 millones de euros, un 120,5% más. De esta manera, las instituciones financieras obtuvieron una capacidad de financiación de 5.393 millones en este periodo, lo que representa un 2% del PIB, cuatro décimas más que hace un año.

En el primer trimestre de 2008 y como resultado de la actuación de todos los sectores institucionales, la economía nacional presentó una necesidad de financiación frente al resto del mundo de 30.207 millones de euros, 6.167 millones superior a la del primer trimestre de 2007. Esta cifra representa un 11,3% del PIB, casi 2 puntos que la estimada para el mismo periodo del año anterior.

La mayor necesidad de financiación de la economía española se debió al peor comportamiento de la balanza exterior de bienes y servicios con el resto del mundo, que fue un 22,7% más negativa, hasta situarse en 21.231 millones de euros, así como al saldo exterior neto de rentas y transferencias corrientes y de capital, que empeoró un 33,3%, hasta los 8.976 millones de euros.

En el primer trimestre, las importaciones crecieron un 10,8%, más de tres puntos por encima del incremento experimentado por las exportaciones, que fue del 7,7%.

Ya somos 190.830