FACUA considera un orgullo para los sevillanos que la ciudad sea durante unos días el eje de las reivindicaciones de cientos de movimientos sociales que apuestan por un mundo más solidario

Un gran cartel con el lema Otro mundo es posible saludará desde la sede de FACUA Sevilla a los manifestantes antiglobalización neoliberal durante su paso por la calle Resolana.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) considera un orgullo para los sevillanos que la ciudad sea durante unos días el eje de las reivindicaciones de cientos de movimientos sociales que apuestan por un mundo más solidario. "Los consumidores que pertenecemos al 20% de la población mundial que disfruta del 80% de los recursos del planeta debemos reflexionar que para el mantenimiento del sistema consumista de producción y consumo en el que se basa la actual globalización neoliberal se provoca que cada día mueran de hambre miles de personas y que el medio ambiente se destruya a pasos agigantados", advierte el presidente de FACUA, Francisco Sánchez Legrán.

Un gran cartel con el lema Otro mundo es posible saludará a su paso por la calle Resolana a los manifestantes por una globalización más justa y equitativa desde la sede de FACUA Sevilla, una de las numerosas organizaciones de la ciudad que han suscrito el manifiesto del Foro Social de Sevilla. En Internet, FACUA.org, el portal dedicado a la información y defensa de los consumidores, también se suma con el mismo mensaje a las reivindicaciones de este crisol de movimientos sociales progresistas, después de una semana apoyando la Huelga General del 20-J llamando a los consumidores a celebrar un Día Sin Compras.

"El despilfarro al que nos invitan las grandes multinacionales en los países ricos trae el hambre y la desertización de las tierras en los países del llamado Tercer Mundo", denuncia Sánchez Legrán, cuya organización hace un llamamiento a los consumidores a "sumarse a las reivindicaciones de quienes defendemos un mundo más sostenible y solidario". "No se trata de hacer un sacrificio para perder calidad de vida, sino todo lo contrario; los consumidores debemos despertar de la pesadilla consumista que nos invita a comprar productos de forma irracional y despilfarradora y cambiar nuestra escala de valores".

Ya somos 198.308