Futuro Real Decreto

FACUA considera positivo pero extremadamente tardío el anuncio del punto y final a las velocidades engañosas de acceso a Internet

La pasividad de las autoridades de Telecomunicaciones y Consumo a nivel nacional y autonómico ha favorecido durante años la proliferación de ofertas fraudulentas.

FACUA considera positivo pero extremadamente tardío el anuncio del punto y final a las velocidades engañosas de acceso a Internet
FACUA-Consumidores en Acción considera positivo pero extremadamente tardío el anuncio realizado hoy por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, de que se prohibirán las ofertas de acceso a Internet que no garanticen al menos el 80% de la velocidad anunciada.

En relación al futuro Real Decreto de Cartas de Derechos y Obligaciones de los Servicios de Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, que recogerá la citada prohibición, FACUA señala que es la primera noticia que tiene de su contenido y demanda a Sebastián que no apruebe una norma de tanto calado en la protección de los usuarios sin dar a las asociaciones de consumidores más representativas el peso que merecen en su elaboración.

Falta de control y actuaciones de las autoridades competentes

FACUA advierte que la falta de control y actuaciones por parte de las autoridades competentes en materia de Telecomunicaciones y Consumo del Gobierno central y las comunidades autónomas ha favorecido durante años la proliferación de ofertas fraudulentas, que incumplen claramente la Ley General de Publicidad.

En septiembre de 2006, FACUA denunció a Jazztel, Orange (entonces Wanadoo) y Ya.com por anunciar de forma engañosa servicios de acceso a Internet de 20 Megas cuya velocidad real para los usuarios era desproporcionadamente inferior a la ofertada.

FACUA reclamó entonces la intervención de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y el Instituto Nacional del Consumo, organismos del Gobierno a los que remitió las denuncias, junto a la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid, competente en materia de publicidad por estar allí la sede de las empresas. Nunca recibió información sobre actuaciones contra los operadores.

FACUA señaló entonces que hay usuarios que no pueden navegar ni a la décima parte de los 20 Megas publicitados (ver informe ADSL: ¿Seguro que son 20 Megas?). En primer lugar, porque la velocidad baja proporcionalmente a la distancia que hay entre el domicilio del cliente y la central telefónica desde la que se le presta el servicio, debido a que aumenta la atenuación o ruido propia de la naturaleza del soporte físico, el cobre. La velocidad puede así disminuir no ya a la mitad, sino incluso a la décima parte de los 20 Megas ofertados.

Y a ello hay que añadir otros muchos factores. Así, las conexiones utilizan protocolos de transmisión de datos (PPP y TCP/IP) que ocupan un ancho de banda que absorbe entre un 2 y un 20% de la velocidad. En tercer lugar, la longitud del cableado interno en el domicilio del usuario desde el router a las rosetas telefónicas también influye en la pérdida de velocidad.

Las compañías tampoco indican en su publicidad que cuando hablan de velocidad se refieren únicamente a la de descarga de datos y no a la de envío. Y es que la tecnología ADSL 2+ permite en condiciones óptimas (prácticamente utópicas para la mayoría de usuarios) velocidades máximas de transmisión de 24 Megabits en bajada pero sólo de 1,2 en subida, veinte veces menos.

Y el matiz "hasta" incluido delante de la velocidad ofertada en algunos anuncios -en una tipografía que ni siquiera resulta precisamente destacada- no elimina el carácter engañoso de las ofertas, advierte FACUA, máxime teniendo en cuenta que la velocidad real puede ser hasta más de diez veces inferior a la prometida.

Ya somos 198.329