Bruselas propondrá una norma para rebajar el precio de los SMS enviados desde el extranjero

El Ejecutivo comunitario estudia también imponer un tope a las tarifas de 'roaming' para la transmisión de datos.

La Comisión Europea propondrá en octubre una norma para rebajar hasta un 60% el precio de los mensajes de texto enviados desde el extranjero (SMS) por considerar que las tarifas actuales son "demasiado altas" y que los consumidores "están siendo estafados", según anunció hoy la comisaria responsable de Sociedad de la Información, Viviane Reding. El Ejecutivo comunitario estudiará también imponer un tope a las tarifas de roaming para la transmisión de datos.

La Unión Europea (UE) ya aprobó el año pasado un reglamento que impuso un límite al precio del uso del móvil en el extranjero. La norma no se aplica a los mensajes de texto ni a la transmisión de datos, pero el Ejecutivo comunitario ya advirtió a los operadores que, si no reducían voluntariamente las tarifas antes del 1 de julio, actuaría por ley.

La industria ignora a Bruselas

Bruselas considera que la industria ha desoído este llamamiento para rebajar los precios. Los SMS enviados desde el extranjero cuestan diez veces más que los que se mandan dentro de un mismo Estado miembro. El coste medio de un mensaje de texto en itinerancia en la UE entre octubre de 2007 y marzo de 2008 fue de 29 céntimos de euro, pero puede alcanzar los 80 céntimos para los viajeros procedentes de Bélgica. Los reguladores europeos consideran que el precio apropiado se situaría entre 15 y 11 céntimos, es decir, hasta un 60% menos que la media actual.

Por estos motivos, Reding anunció que en octubre propondrá a la Comisión una norma para recortar el precio del roaming de SMS. "También tendremos que discutir de qué manera abordamos el roaming de datos, cuyo precio sigue siendo muy alto", señaló la comisaria de Sociedad de la Información. El reglamento deberá ser aprobado por los Veintisiete y por la Eurocámara para poder entrar en vigor. Reding dijo que espera un acuerdo antes de que termine la presidencia francesa en diciembre de 2008.

Grandes diferencias en los precios

El Ejecutivo comunitario puso además en marcha una página web para dar más transparencia a los precios que tienen que pagar ahora los consumidores por mandar mensajes o consultar Internet en sus móviles en el extranjero. De acuerdo con estos datos, un turista francés que envíe un mensaje desde Italia paga 30 céntimos, mientras que un checo que se encuentre en el mismo país paga 42 céntimos. En España, un sueco que se encuentre de vacaciones paga 40 céntimos, un alemán 41 céntimos, un polaco 45 céntimos y un británico 63 céntimos.

FACUA indica para los usuarios de las operadoras españolas, enviar un SMS en roaming desde otro país de la UE cuesta 0,37 euros más IVA con Movistar, 0,35 con Vodafone y 0,32 con Orange (salvo que se contrate alguna de sus ofertas con cuotas o bonos).

El precio medio de los mensajes de texto en la UE se ha mantenido prácticamente sin cambios en 29 céntimos desde febrero, cuando la comisaria Reding lanzó un nuevo llamamiento a la industria para que rebajara los precios voluntariamente. Esta cifra es más de diez veces superior a la tarifa para mensajes de texto nacionales, que puede llegar a situarse en 3,4 céntimos. Sólo un operador en Austria respondió al llamamiento de la Comisión ofreciendo un paquete de 100 SMS a un precio de 10 céntimos desde el 16 de junio.

Por lo que se refiere a la transmisión de datos, el precio oscila entre 0,25 euros y 16 euros por megabit. Estas tarifas, según la Comisión, pueden provocar auténticos shocks a los usuarios cuando reciben la factura porque en muchas ocasiones desconocen que se aplican estos precios. Además, los altos precios mayoristas impiden a las compañías más pequeñas y a los operadores de los Estados miembros más pequeños ofrecer paquetes competitivos a sus clientes.

Ya somos 191.093