La CE pretende subir el precio de los cigarrillos

Con el doble objetivo de reducir el consumo y luchar contra el contrabando intracomunitario.

El precio de los cigarrillos en España subirá un 17,9% si sale adelante la propuesta presentada por la Comisión Europea, que pretende aumentar los impuestos sobre el tabaco de forma progresiva hasta el 2014.

Esta medida se encuadra dentro de la lucha contra el tabaco que está llevando a cabo la UE. El comisario de Fiscalidad, László Kovács, explicó que el objetivo de la iniciativa es doble. Por un lado, recortar las diferencias de precio de los productos de tabaco dentro de la UE, lo que a su vez contribuirá a luchar contra el contrabando intracomunitario. Y por el otro, reducir el consumo de tabaco, ya que según el Banco Mundial, las subidas de precios constituyen el medio más eficaz para combatir el tabaquismo, especialmente entre los jóvenes.

De acuerdo con la normativa europea vigente, los impuestos especiales sobre los cigarrillos deben representar al menos el 57% del precio de venta, y elevarse al menos hasta 64 euros por cada mil cigarrillos para la marca más demandada. Bruselas propone en primer lugar cambiar el concepto de marca más demandada por un precio medio ponderado de todos los cigarrillos para determinar la base de cálculo. De esta forma, aumentará la transparencia, se situará a todos los fabricantes en pie de igualdad y se tendrán mejor en cuenta los cambios de precio.

Además de este cambio de definición, proponen también que el porcentaje mínimo de impuestos especiales aumente progresivamente desde el 57% hasta el 63% en el 2014. Por otro lado, la cantidad mínima de impuestos especiales subirá de 64 a 90 euros por cada mil cigarrillos. España ya cumple la primera de las exigencias, pero deberá subir la cantidad mínima desde los 76,60 euros por cada mil cigarrillos hasta los 90 que fija la nueva norma.

De esta forma, el precio de los cigarrillos se vería incrementado un 17,9%, y el consumo se reduciría un 7,7% en los próximos cinco años, según la evaluación de impacto realizada por la Comisión. En el total de la Unión Europea, el Ejecutivo espera que la reducción del consumo alcance el 10%.

Tabaco para liar

Bruselas también quiere subir los impuestos especiales sobre el tabaco para liar. En la actualidad el nivel de impuestos que se aplica a este tabaco es hasta un 30% inferior al de los cigarrillos normales, lo que provoca "un fenómeno de sustitución". Para remediar este problema, el Ejecutivo comunitario propone acercar el porcentaje mínimo de impuestos especiales que debe aplicarse al tabaco para liar al de los cigarrillos. Y además fijar una cantidad mínima de impuestos, que será de 60 euros en 2014.

Según datos de la UE, el consumo de cigarrillos en Europa cayó algo más de un 10%entre 2002 y 2006, principalmente por la evolución de los quince antiguos Estados miembros, donde el consumo disminuyó un 16%. En los nuevos socios de la ampliación el consumo sólo bajó un uno por ciento, a pesar del 34% que aumentaron los impuestos, pero este dato se explica debido a la baja fiscalidad que existía en estos países.

Ya somos 198.026