Aún no encuentra indicios de peligro

La EFSA pide más estudios para aclarar si hay o no problemas para la salud en el consumo de animales clonados

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria advierte que la base de pruebas "aún es pequeña" y recuerda que sólo se ha investigado el ganado porcino y bovino.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) aseguró hoy que "no hay indicios" de que existan diferencias de seguridad alimenticia por el consumo de productos elaborados a partir de animales clonados en comparación con aquellos criados de manera convencional. Sin embargo, las conclusiones de la agencia se limitan al ganado porcino y bovino, las dos únicas especies de las que hay datos disponibles, y advierten de que la base de pruebas "aún es pequeña".

La Comisión Europea encargó a la EFSA un informe sobre la destinación de animales clonados a la alimentación cuyos resultados han sido presentados este jueves en Bruselas. El presidente del comité científico de EFSA, Vittorio Silano, explicó en rueda de prensa que los valores nutritivos de la leche y carne de bovino o porcino clonado se sitúan "dentro de los parámetros normales", cuando dichos productos provienen de clones "saludables" que cumplen con la regulación y controles establecidos para la seguridad alimenticia.

Silano valoró como "improbables" los problemas para la salud por el consumo de estos productos, aunque subrayó que "la base de pruebas es todavía pequeña", lo que impide presentar un "enfoque uniforme". Por ello, el comité científico de EFSA considera que aún necesita "más aclaraciones" y un mayor número de estudios científicos disponibles para presentar unas conclusiones más contundentes.

"Lo que está claro es que la clonación despierta muchos interrogantes; en lo que nos concierne, numerosas preguntas sobre la salud y el bienestar de los animales sometidos a esta técnica. Cuestiones que son mucho más frecuentes e importantes que con respecto a los animales criados de forma convencional", señaló el presidente de la EFSA. "Respecto a la carne de vacuno y porcino, se considera que los riesgos son casi inexistentes, pero tenemos que tener la evidencia de que el consumo de esa carne es segura. Deberíamos contar con una base de pruebas mayor".

Problemas de salud en los clones

Si bien el estudio de EFSA no constata problemas para la salud en el consumo de productos procedentes de bovinos y porcinos clonados, sí lo hace con respecto a las condiciones que sufre el animal clonado. "La salud y el bienestar de una proporción significativa de clones, sobre todo en su juventud para los bovinos y en el estado perinatal para los cerdos, es afectada negativamente, a menudo de forma severa y con un desenlace fatal", en opinión de los expertos.

Por su parte, la Comisión Europea prefirió no pronunciarse sobre el informe científico de la agencia alimentaria europea, a la espera de conocer la opinión sobre cuestiones éticas que ha solicitado a otro grupo de expertos y de publicar en otoño los resultados de un eurobarómetro sobre la cuestión. "Cuando tengamos todas las piezas del puzzle abriremos un diálogo con los actores implicados", según explicó la portavoz comunitaria de Salud, Nina Papadoulaki, para después tomar una decisión.

Papadoulaki también señaló que dentro de la Unión Europea no se comercializan productos alimenticios derivados de animales clonados o de su descendencia y que la clonación de los mismos solo está autorizada "para fines de investigación".

Ya somos 191.228