Iberia y British Airways prevén finalizar su fusión en menos de un año

Deberá contar con el visto bueno de las autoridades de competencia.

Iberia y British Airways tienen previsto finalizar su fusión en menos de un año, según indicaron hoy el presidente de la compañía española, Fernando Conte, y el consejero delegado de la aerolínea británica, Willie Walsh, en rueda de prensa.

"Sabemos que el proceso durará bastantes meses, pero estimamos en que será menos de un año", explicó Conte, quien recordó que el proceso deberá contar con la autorización de las autoridades de competencia.

Según el plan expuesto, se creará una nueva sociedad en la que se integrarán las dos compañías aéreas, que mantendrán sus respectivas marcas, licencias, así como sus respectivos consejos de administración. Concretamente, habrá tres consejos de administración: uno de Iberia, otro de British Airways y otro de la nueva sociedad, que contará con miembros de las dos compañías de manera proporcional.

En este sentido, Conte recordó que British Airways "vale mucho más que Iberia", teniendo en cuenta que los ingresos anuales de la británica se situaron en el último ejercicio en 8.753 millones de euros, frente a los 5.522 millones de euros de la española.

No obstante, el presidente de British Airways aseguró que "el día a día seguirá como hasta ahora", ya que cada aerolínea seguirá con su independencia, aunque señaló que se buscarán más "sinergias".

En cuanto a la composición del accionariado, Conte confió en que todos los actuales accionistas acepten integrarse en la nueva compañía, en la que su participación dependerá del tamaño con que cuenten en la aerolínea. Tanto Walsh como Conte confiaron en que Caja Madrid, el principal accionista de Iberia con el 23%, forme parte de este proceso.

A este respecto, ambos presidentes destacaron que la decisión cuenta con el consenso "unánime" de todos los accionistas. "Todos han apoyado unánimemente la decisión", recalcó Conte.

En cuanto a las conversaciones que ambas aerolíneas estaban manteniendo respectivamente con American Airlines, Walsh destacó que el proyecto anunciado hoy "es positivo para esta relación".

En este sentido, el presidente de British Airways señaló haber comunicado ya la noticia a la aerolínea americana, quien acogió "bien" la decisión. "Es un paso positivo para la relación de las tres compañías aéreas", recalcó.

Mientras que en este proceso no se creará una joint venture, Walsh señaló que se utilizará dicha fórmula en el marco de la colaboración con American Airlines.

Ingresos de 16.500 millones de euros

Según estimaciones hechas públicas por el presidente de British Airways, la compañía resultante contará con unos ingresos anuales de 16.500 millones de euros, una flota de 450 aviones y más de 200 destinos. "Se generarán más ingresos y se reducirán costes", recalcó Conte.

Walsh consideró que la fusión tiene "perspectivas excelentes", ya que ambas compañías son "totalmente complementarias". En este sentido, recordó que mientras Iberia tiene una importante presencia no sólo en el mercado europeo sino también en el latinoamericano, British Airways está extendida en Asia, América del Norte y África. "Se creará uno de los grupos de transporte aéreo más importantes del mundo", destacó el presidente de British Airways.

Además, la nueva compañía contará con dos de los hubs (centros de interconexión de vuelos) "más importantes del mundo", el de Madrid-Barajas y el de Londres-Heathrow, desde donde, gracias a la fusión, los pasajeros contarán con "más y mejores conexiones". La compañía podría convertirse en la tercera más grande del sector aéreo.

Por otra parte, el presidente de Iberia puntualizó que la fusión parte de dos compañías "fuertes", que buscan crear una aerolínea "todavía más fuerte", capaz de competir en un entorno del sector aéreo mundial que ha cambiado. "Tendremos una presencia global imbatible", recalcó.

Largo proceso de venta

A principios del pasado año, el consejo de administración de Iberia dio mandato al presidente, Fernando Conte, para que tomara contactos con posibles interesados en la adquisición de la aerolínea española.

Precisamente uno de los interesados fue el consorcio encabezado por el fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG) y British Airways, que finalmente acabó retirándose de la puja.

"Han cambiado muchas cosas en el último año", señaló hoy el presidente de la aerolínea británica. En este sentido, Walsh recordó que cuando se inició este proceso, British Airways aseguró que "no podía presentar una oferta en solitario" y que "sólo continuaría en el caso de contar con el favor de los accionistas de Iberia", y finalmente la compañía prefirió "poner fin al asunto".

"Ahora la situación es distinta", recalcó Walsh. Esta vez, se plantea una fusión y las cuentas serán comunes, por lo que las compañías trabajarán por el "bien común", aseguraron ambos directivos.

Ya somos 198.324