FACUA alerta del cierre de decenas de franquicias de Wall Street Institute y Opening English School en numerosas ciudades españolas

La Federación recomienda a los afectados que exijan la devolución de todo el dinero que hayan pagado y la cancelación de los préstamos vinculados suscritos.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) alerta del cierre de decenas de franquicias de las marcas Wall Street Institute y Opening English School en numerosas ciudades españolas. Aunque muchos alumnos han aceptado la propuesta de las empresas matrices de continuar las clases en otros centros, otros exigen la devolución de su dinero mientras las entidades de crédito que financian los cursos les instan a que continúen pagando.

FACUA recomienda a los afectados que exijan la devolución de todo el dinero que hayan pagado y la cancelación de los préstamos suscritos.

Al igual que ocurría con la desaparecida UP Aula Magna, que el año pasado cerró sin previo aviso sus diecinueve centros en repartidos por toda España, la firma de los contratos de estas academias supone a su vez la solicitud, no siempre clara, de un préstamo para financiar los cursos. Al tratarse de préstamos vinculados, cuando la empresa deja de ofrecer al usuario el servicio que ha contratado, el crédito decae e incluso puede exigirse la devolución de todas las cantidades abonadas ya que la interrupción de las clases supone una prestación incompleta de un producto adquirido en su globalidad y pagado íntegramente a través de la financiera.

Quiénes son

Opening English School (Opening English Master Spain), cuyas academias están presentes en España, Portugal, Italia y Polonia, pertenece al grupo catalán CEAC, también propietaria de la firma de cursos a distancia Home English. Wall Street Institute (WSI Spain), fundado en 1972 en Italia, es propiedad desde 1997 de la multinacional estadounidense Sylvan Learning Systems, presente en más de una veintena de países. En España, su sede central está en Barcelona.

Según los datos a los que ha tenido acceso FACUA, ya han cerrado al menos ocho academias de la marca Opening English School en Barcelona, Madrid, Gijón, Sevilla y Zaragoza. La Federación solicitó información a Opening sobre estos cierres de franquicias y las soluciones dadas a los alumnos. La empresa no ha dado respuesta.

Por ejemplo, dos de las franquicias Opening de Barcelona cerraron en abril dejando en la calle a cuatrocientos alumnos, aunque la empresa matriz anunció que se haría cargo de los mismos. En Dos Hermanas (Sevilla), las presiones de los alumnos consiguieron evitar recientemente el cierre de la franquicia.

El número de centros Wall Street Institute cerrados asciende a veintiocho (veintisiete de ellos propiedad de franquiciados) según datos facilitados a FACUA por la propia empresa. Las provincias en las que se han producido estos cierres son Alicante, Asturias, Barcelona, Castellón, Córdoba, Gijón, Granada, Las Palmas, León, Guipúzcoa, Madrid, Málaga, Murcia, Tenerife y Toledo.

Según el listado de centros clausurados facilitado a FACUA por WSI Spain, sólo los alumnos de Las Palmas se han quedado sin servicio, mientras que al resto se le ha ofrecido continuar sus clases en otros establecimientos de la marca en su ciudad o en academias de otras firmas.

Sin embargo, la solución no siempre ha sido inmediata. Más de quinientos estudiantes vascos de las academias Wall Street Institute de Errenteria e Irun, cerradas en mayo, anunciaron que acudirían a la vía judicial para recuperar su dinero mientras la matriz anunciaba que buscaba fórmulas para solucionar el problema. Los afectados por el cierre en Ponferrada (León), también anunciaron que recurrirían a los tribunales.

Según el diario La Nueva España, el responsable de las franquicias WSI de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Asturias, se encuentra en arresto domiciliario desde mediados de marzo cuando un juez de Gijón declaró la quiebra de su empresa de la capital asturiana.

¿Sin responsabilidad?

WSI Spain abrió un centro en Gijón para que los afectados continuasen sus clases, pero les impuso como condición la firma de un nuevo contrato donde exoneraban a la empresa de toda responsabilidad contraída por el franquiciado.

Y no es éste el único franquiciado que ha cerrado centros en varias provincias. Según información de La Nueva España y El Diario Vasco, la propietaria de al menos seis franquicias cerró sus Wall Street Institute en Móstoles (Madrid) y Talavera de la Reina (Madrid), para después clausurar el de Irun y Errenteria (Guipúzcoa). Los dos centros que la familia también tenía San Sebastián continuaban abiertos en mayo, aunque los profesores llevaban más de cuatro meses sin cobrar.

Préstamos camuflados, en los tribunales

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid denunció en marzo ante el Juzgado de Instrucción número 26 a cinco academias de enseñanza: Wall Street Institute, Opening English School, Quick Center, Fonedest English y Oxford English.

Los motivos, no haber informado claramente a sus alumnos de que al firmar los contratos para recibir los cursos estaban suscribiendo simultáneamente créditos bancarios. Los préstamos vinculados son perfectamente legales, pero no así el hecho de ocultar o disimular su existencia a los usuarios.

Ya somos 203.746