La CNE detecta retrasos de hasta cinco años en la puesta en marcha de los almacenamientos subterráneos de gas

Estas demoras son de hasta dos años en el caso de la construcción de nuevos ciclos combinados de generación eléctrica.

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha detectado retrasos de hasta cinco años en los calendarios para la puesta en funcionamiento de los almacenamientos subterráneos de gas, y de hasta dos años en el caso de la construcción de nuevos ciclos combinados de generación eléctrica.

El regulador energético ofrece detalles pormenorizados acerca de la ejecución de estos proyectos en su último informe semestral de seguimiento de infraestructuras recogidos en las distintas planificaciones sobre el sector.

En el informe se aprecia además que tanto el nuevo gasoducto entre España y Argelia, construido por el consorcio Medgaz, como el tramo Lorca-Chinchilla para integrar esta infraestructura en la red, a cargo de Enagás, se construyen según los plazos previstos y podrán estar disponibles en 2009.

En el caso de los siete almacenamientos subterráneos previstos hasta 2011, cinco sufren retrasos y dos aún están pendientes de que el promotor remita la fecha de finalización. La primera fase de Marismas, que debería haberse presentado en 2005 por Gas Natural, lleva un retraso de cinco años.

La segunda fase de Marismas, también promovida por Gas Natural y prevista para 2009, se retrasa tres años, mientras que Castor, a cargo de la sociedad Escal UGS, estará concluido en 2010, y no en 2009.

Gaviota, a cargo de Repsol, acumula un año y tres meses de retraso, y el almacenamiento de Santa Bárbara, de Enagás, entrarán en funcionamiento en 2012, tres años más tarde de la fecha inicial. Repsol y Enagás no han remitido aún fecha para la finalización de los almacenamientos de Poseidón y Reis, respectivamente.

En cuanto a los ciclos combinados, de los cinco proyectos que deberían entrar en funcionamiento en 2008 han quedado anulados dos, que son los de Global 3 Energía en Congosto y La Robla, de 400 megavatios (MW) cada uno.

De los tres restantes, el de Soto de Ribera 4, de Elerebro, de 400 MW, lleva un adelanto de 153 días, mientras que el de Puerto de Barcelona, de Gas Natural, de 800 MW, sufre un retraso de tres meses. El ciclo de Castejón 4, de Iberdrola, se retrasa 425 MW.

Ya somos 198.200