El Gobierno archiva denuncias contra operadores de telecomunicaciones si el usuario tarda más de un mes en presentarlas

Ciencia y Tecnología da a un usuario quince días para argumentar una reclamación después de esperar dieciséis meses la respuesta de Terra.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) denuncia que la legislación en materia de telecomunicaciones no sólo está favoreciendo la aparición de numerosas irregularidades en el sector, sino que dificulta enormemente que los usuarios puedan ejercer su derecho a reclamar imponiéndoles ajustados plazos para ello. Como ejemplo, FACUA destaca la denuncia de un usuario que ha tenido que esperar casi un año y medio para que Terra presentase a Ciencia y Tecnología sus alegaciones a una reclamación y ahora sólo dispone de quince días para contestar al Ministerio o la queja será archivada.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología archiva denuncias de usuarios si las presentan más de un mes después de que la compañía de telecomunicaciones le contestase.

Sin embargo, el Gobierno no establece ningún plazo a las empresas para dar respuesta a estas denuncias administrativas, como pone de manifiesto el caso de F.G.J., un sevillano que en febrero de 2001 presentó a través de FACUA Sevilla una reclamación contra Terra por problemas con el ADSL ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información del Ministerio de Ciencia y Tecnología y ha tenido que esperar dieciséis meses para que la compañía contestase.

El pasado junio, el Ministerio ha informado a FACUA Sevilla que Terra ha remitido por fin sus alegaciones a la reclamación, un año y cuatro meses después de haber sido presentada, e insta a F.G.J. a explicar las suyas "en el plazo de quince días", indicándole que "de no haber uso de este derecho se procederá al archivo del expediente por considerar que se puede dar por terminado el procedimiento, por así convenirlo las partes".

El Real Decreto 1.736/1998 establece en su artículo 61 que el usuario sólo dispone de un mes para presentar una reclamación a un operador desde el momento en que tenga conocimiento de una irregularidad. Si la respuesta de la compañía no le satisface o pasado un mes ésta no ha llegado, tendrá sólo un mes más para elevarla al Ministerio de Ciencia y Tecnología (o a una Junta Arbitral de Consumo si la empresa está adherida).

De hecho, si el usuario presenta una reclamación a través del teléfono de atención al cliente de su compañía y no recibe respuesta por escrito, tampoco podrá demostrar a Ciencia y Tecnología que en su día planteó la queja, al no tener constancia por escrito de la misma.

Ya somos 203.744