Reabiertas al marisqueo tres zonas de Huelva

Tras detectar que los moluscos vuelven a ser aptos para el consumo humano.

La Delegación Provincial de Agricultura y Pesca levantó hoy la prohibición de mariscar cualquier tipo de molusco, salvo la coquina, en tres zonas del litoral onubense, tras detectar el Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros de la Junta de Andalucía que todos los bivalvos que se producen en estas áreas son aptos para el consumo humano excepto las coquinas, que aún presentan altos niveles de toxinas D.S.P., perjudiciales para la salud.

Concretamente, se permite de nuevo el marisqueo en las zonas de la barra del Terrón, Punta Umbría y Mazagón, es decir, desde la desembocadura del río Carreras hasta la Torre del Loro, excluyendo la desembocadura del Piedras. En estas áreas, existían hasta el momento altos niveles de toxinas D.S.P. o bacterias E. Coli que, en ambos casos, desaconsejan el consumo de moluscos que las contienen, según explicó la Junta en un comunicado.

En estos momentos, continúa prohibida la captura de coquinas en todo el litoral, por contener niveles elevados de toxinas, mientras que se permite el marisqueo del resto de moluscos en las doce zonas de producción de la costa onubense, a excepción del río Carreras y la desembocadura del Piedras, afectadas también por D.S.P. y E. Coli.

El Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros realiza controles de forma continua para comprobar si tanto los animales como las aguas contienen sustancias nocivas para el consumo humano, con la finalidad de velar por la salud pública. De la misma forma, las prohibiciones se levantan en cuanto se comprueba que los animales están en perfectas condiciones.

Tanto las toxinas D.S.P. como las bacterias E. Coli pueden causar problemas gastrointestinales. Las primeras se generan en los bivalvos de forma natural cuando consumen un determinado tipo de microalga, mientras que las segundas se producen por la influencia de desechos urbanos.

El marisqueo está prohibido sin contar con la preceptiva licencia, con objeto de promover la conservación de los recursos marinos y salvaguardar los intereses de los pescadores. La normativa recoge sanciones cuya cuantía oscila entre los 301 y los 60.000 euros para las personas que capturen tanto coquinas como otros bivalvos sin autorización.

Ya somos 203.807