FACUA recomienda a los alumnos de Opening que reclamen todo su dinero si dejan de recibir sus clases

La Federación advierte a los afectados de la huelga convocada por los trabajadores en toda España para el próximo día 23 de julio.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) recomienda a los alumnos de las academias Opening English School, presentes en cuarenta provincias españolas, incluidas todas las andaluzas, que reclamen la devolución de todo su dinero si dejan de recibir sus clases dada la crisis que atraviesa CEAC, la empresa propietaria de la marca.

FACUA recomienda a los usuarios andaluces afectados que acudan a sus asociaciones en las ocho provincias, de cuyas direcciones y teléfonos pueden informarse a través del teléfono 954 902 365 o el portal de Internet FACUA.org.

FACUA alerta a las decenas de miles de alumnos de estas academias que los trabajadores han convocado una huelga para el próximo día 23 de julio ante el retraso de varios meses en el cobro de sus salarios. Asimismo, según los datos a los que ha tenido acceso FACUA, ya han cerrado al menos ocho academias de la marca Opening English School en Barcelona, Madrid, Gijón, Sevilla y Zaragoza. La Federación solicitó hace varias semanas información a Opening sobre estos cierres de franquicias y las soluciones dadas a los alumnos, pero la empresa no ha dado respuesta.

Opening English School (Opening English Master Spain), cuyas academias están presentes en España, Portugal, Italia y Polonia, pertenece al grupo catalán CEAC, también propietaria de la firma de cursos a distancia Home English.

Al igual que ocurría con la desaparecida UP Aula Magna, que el año pasado cerró sin previo aviso sus diecinueve centros en repartidos por toda España, la firma de los contratos de estas academias supone a su vez la solicitud, no siempre clara, de un préstamo para financiar los cursos.

Al tratarse de préstamos vinculados, cuando la empresa deja de ofrecer al usuario el servicio que ha contratado, el crédito decae e incluso puede exigirse la devolución de todas las cantidades abonadas ya que la interrupción de las clases supone una prestación incompleta de un producto adquirido en su globalidad y pagado íntegramente a través de la financiera.

Ya somos 198.027