Cuatro dirigentes de British Airways, imputados por amañar precios del recargo de combustible

La aerolínea ya ha sido multada con 158 millones de euros.

Un total de cuatro actuales dirigentes y ex altos ejecutivos de British Airways han sido imputados en Reino Unido por su supuesta implicación en el amaño de los precios del recargo por combustible a raíz de una denuncia de la Oficina de Comercio Limpio (OFT, en sus siglas en inglés) que podría implicar penas de prisión.

El responsable de ventas de la aerolínea, Andrew Crawley, y el ex director comercial Martin George serán los primeros en comparecer el próximo 24 de septiembre en el Tribunal de Magistrados de Londres, para posteriomente ser el turno del antiguo director de comunicaciones Iain Burns y el anterior jefe de ventas en Reino Unido e Irlanda, Alan Burnett.

Los cargos hacen referencia a un "acuerdo deshonesto" alcanzado con "otros para hacer o completar disposiciones que directa o indirectamente fijaron el precio por el suministro en Reino Unido de los servicios de transporte aéreo del pasajero por British Airways y Virgin Atlantic" entre julio de 2004 y abril de 2006.

Una imputación por la que la OFT ya había multado a la aerolínea británica con 158 millones de euros por operar en secreto al menos seis veces los recargos por combustible con Virgin Atlantic, que evitó la pena tras acogerse a la inmunidad que otorgan las reglas de protección a denunciantes tras poner el proceso en conocimiento de la oficina. Además, British Airways también fue sancionada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos con 195 millones de euros tras declararse culpable.

En este contexto, los pasajeros que viajasen en vuelos de largo recorrido con cualquiera de las dos aerolíneas durante el tiempo que se prolongaron los amaños pueden solicitar que se les abone un tercio del recargo por combustible. Según British Airways, son en torno a unos 11 millones, de los que hasta siete radican en Reino Unido.

Ya somos 203.748