La UE colaborará en la investigación con la comisión técnica a petición de Aviación Civil

Aviación Civil afirma que aún no puede hablarse de la causa del accidente.

La Comisión Europea, a través de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA en sus siglas en inglés), colaborará con la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac), a petición de Aviación Civil, para aclarar las causas del accidente del MD-82 de Spanair, según avanzó hoy a Europa Press el director general de organismo dependiente de Fomento, Manuel Bautista.

Según precisó, Aviación Civil se ha dirigido a la Comisión Europea para solicitar su colaboración, puesto que gran parte de la normativa aérea que afecta a la seguridad es promovida por esta instancia, al tiempo que la EASA tiene asumidas importantes competencias en la supervisión en materia de seguridad. "La CE nos ha respondido que colaborarán", añadió Bautista.

El director general de Aviación Civil indicó que todo apunta a que agentes de EASA y la Ciaiac podrían "empezar ya a trabajar", en tanto que "el aeropuerto de Madrid-Barajas les ha facilitado una sala para que inicien las investigaciones".

Además, Bautista recordó que el protocolo habitual en estos casos pasa por activar la Ciaiac, formada por siete funcionarios nombrados con carácter permanente, que son ingenieros y técnicos aeronáuticos no dependientes de Aviación Civil para que puedan operar con mayor independencia.

Este equipo de personas investiga y solicita información a Aviación Civil y cuenta, aunque no es lo habitual, con la posibilidad de ser asesorado por controladores aéreos, pilotos técnicos de mantenimiento y representantes cualificados.

Así, explicó que los integrantes de la Ciaiac están en contacto continuo con integrantes del Colegio de Pilotos (Copac) y que le consta que la relación con los controladores del aeropuerto es "muy estrecha" y en este caso "aún más", por lo que agradeció la colaboración de todos ellos.

"Ante un accidente de esta naturaleza todo el mundo entiende que se necesita la máxima colaboración y la máxima transparencia para averiguar lo antes posible qué es lo que ha fallado porque evidentemente algo falló", recalcó.

Bautista dejó claro que la misión de la Ciaiac "no es buscar culpables sino extraer conclusiones" que permitan aplicar medidas adicionales, si son necesarias, para evitar situaciones como la ocurrida y "aprender de esta mala experiencia".

No obstante, el director general de Aviación Civil apuntó que afortunadamente el accidente se ha producido en Madrid-Barajas, "un aeropuerto de primer nivel", opinión que le consta es compartida por el colectivo de pilotos, y que de haberse producido en otro menos equipado "probablemente no habría habido supervivientes".

Pronto para sacar conclusiones

Por otro lado, Bautista precisó que aún es pronto para concretar cuál fue la causa del accidente y evitó pronunciarse sobre algunos de los datos no oficiales que se han ido conociendo. En este sentido, fue rotundo al afirmar que "decir en este momento que el problema que motivó el primer retorno del avión tiene conexión, que la puede tener o no, con lo ocurrido es una frivolidad".

Además, añadió que relacionar ambas circunstancias cuando acaban de comenzar los trabajos de la Comisión de Investigación, que debe analizar una información que probablemente no esté ni recopilada, "es elucubrar".

"En principio todo el mundo puede pensar que si se detectó un primer problema a lo mejor es que no se arregló bien y tuvo algo que ver, pero puede ser que ocurriera así o que no", añadió, antes de sentenciar que esta cuestión se aclarará cuando concluya "un trabajo que durará meses".

La comisión informará de las conclusiones en su web

Por otro lado, Bautista informó que todos los informes de conclusiones de comisión técnica encargada de esclarecer las causas se publicarán en la web de la misma, aunque insistió en que la investigación durará mucho tiempo, quizá "meses" y requerirá de un proceso organizativo y de una metodología de trabajo. "No existe ningún tipo de calendario preestablecido, aclaró.

En cualquier caso, y dadas las dimensiones de un accidente como este en el que "incurren muchos factores", lo deseable es que las conclusiones de la Ciaiac respondan a un análisis "muy fiable, muy riguroso y muy creíble" y sean "irrefutables" más allá de ajustarse a un calendario.

La comisión internacional de investigación está integrada por siete técnicos de las Ciaiac y personal especializado en seguridad aérea de Estados Unidos y de la Unión Europea, además de expertos de las compañías fabricantes del avión y del motor, Boeing -el grupo empresarial de McDonell Douglas- y Pratt and Whitney.

Ya somos 203.735