El INE rebaja en una décima, al 3,7%, el crecimiento de la economía española en 2007

Mantiene el crecimiento estimado para los años 2004, 2005 y 2006.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha rebajado en una décima, al 3,7%, el crecimiento de la economía española en 2007, por la menor contribución al crecimiento de la demanda nacional y el ligero aumento de la contribución negativa del sector exterior.

En la revisión del crecimiento de la economía también ha influido la incorporación de fuentes estadísticas de índole estructural de las que no se disponían en años anteriores, como la Encuesta Industrial Anual de Empresas, la Encuesta Anual de Servicios, la Encuesta de Presupuestos Familiares, Encuesta de la Estructura de la Construcción y las Cuentas de la Agricultura, entre otras.

Asimismo, ha influido la inclusión de datos definitivos en operaciones que se habían calculado anteriormente con datos provisionales o de avance, como las Cuentas de las Administraciones Públicas, el Comercio Exterior de Bienes o la Balanza de Pagos.

Como consecuencia de la revisión, la demanda interna habría crecido un 4,42% en 2007, frente al 4,57% estimado inicialmente, mientras que la demanda externa habría restado 0,76 puntos al incremento del PIB, frente a los 0,74 puntos anteriores.

La menor aportación de la demanda nacional ha tenido su origen en la revisión a la baja de la formación bruta de capital fijo y del gasto en consumo final de las administraciones públicas, que ha pasado del 5,1% al 4,9%, mientras que la demanda de inversión se ha revisado seis décimas a la baja (del 5,8% al 5,3%), siendo más intensa en los bienes de equipo que en la construcción y en otros productos.

Por su parte, el crecimiento del gasto en consumo final de los hogares ha aumentado en tres décimas (del 3,1% al 3,4%) de forma coherente con las estimaciones preliminares de la Encuesta de Presupuestos Familiares de 2007.

La estructura de la demanda externa se ha visto modificada por la inclusión en el proceso de actualización de los datos definitivos del comercio exterior de bienes en 2006 y de las nuevas estimaciones de la Balanza de Pagos de 2006 y 2007. De hecho, las estimaciones de crecimiento real de 2007 se han revisado a la baja en cuatro décimas para las exportaciones (del 5,3% al 4,9%) y en la misma cuantía para las importaciones (del 6,6% al 6,2%).

El INE ha mantenido, en cambio, el crecimiento de la economía española estimado, para los años 2004 (3,3%), 2005 (3,6%) y 2006 (3,9%). No obstante, la revisión realizada si ha supuesto cambios en algunos componentes del PIB en esos años, excepto en los datos del 2004, que son los únicos que coinciden con los inicialmente previstos.

Así, tras la actualización, la aportación de la demanda nacional en 2005 aumenta dos centésimas y se sitúa en el 5,27%, al tiempo que la contribución negativa al crecimiento de la demanda externa aumenta una décima, hasta el 1,65%. En 2006, el componente interno también aumenta, aunque en más de dos décimas, mientras que la contribución negativa del sector exterior sube dos centésimas y se sitúa en el 0,76%.

El empleo creció menos de lo previsto

Como consecuencia de la revisión de esta serie, el INE también ha actualizado las estimaciones de empleo, cuyas cifras coinciden con las inicialmente previstas en 2004, 2005 y 2006, pero cambian en el año 2007. Así, el empleo habría crecido un 2,86% en lugar del 2,97% previsto anteriormente.

Las nuevas cifras del crecimiento del PIB y del empleo arrojan también una variación de la productividad aparente del factor trabajo, cuyas cifras también se revisan a la baja en el año 2007, hasta el 0,78% desde el 0,83% estimado. La productividad también varía en otros ejercicios y pasa de situarse en el 0,36% desde el 0,35% previsto para 2005 y en el 0,66% desde 0,68% para 2006.

El crecimiento del PIB nominal, tras la actualización, permanece de nuevo invariable en el año 2004, mientras que se revisa al alza en los años 2005 y 2006 y a la baja en 2007. En concreto, pasa del 8,01% al 8,06% en 2005, del 7,98% al 8,09% en 2006 y del 7,02% al 6,95% en el ejercicio pasado.

El crecimiento del deflactor del PIB sube una décima

Como consecuencia de la actuación del PIB real y nominal en 2007, el crecimiento del deflactor del PIB aumenta una décima en ese mismo año respecto al inicialmente estimado y se sitúa en el 3,2%. El deflactor también varía en 2005 y 2006 pasando del 4,24% al 4,29% y del 3,97% al 4,04%, respectivamente.

Por todo, del análisis de las cuentas revisadas del sector Resto del Mundo para el año 2007 se obtiene, por un lado, que la renta nacional bruta disponible en España ascendió a 1.025.079 millones de euros en dicho año y, por otro, que la economía española presentó una necesidad de financiación frente al resto del mundo de 1011.412 millones de euros, lo que supone el 9,7% del PIB de 2007.

Ya somos 190.616