Bruselas vuelve a obligar a los operadores móviles a reducir el precio máximo de las llamadas en itinerancia

La CE estudia imponer por ley bajadas en los costes de envío de mensajes de texto transfronterizos en la UE.

El precio máximo de las llamadas realizadas en itinerancia (roaming) desde otro Estado miembro en el conjunto de la Unión Europea bajará de 0,49 céntimos de euros por minuto a 0,46 sin IVA a partir del 30 de agosto, mientras que recibirlas costará 0,22 céntimos de euro sin IVA a partir de dicha fecha, frente a los 0,24 que se pagan ahora.

En el caso de los Estados miembros que no han adoptado el euro todavía -Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Eslovaquia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía, Suecia y Reino Unido-, los índices revisados se calcularán utilizando el tipo de cambio del euro a 30 de julio de 2008, tipo de cambio que en el caso de Eslovaquia, que adoptará el euro en enero de 2009, se aplicará durante un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2008. A partir de entonces, la eurotarifa se aplicará en Eslovaquia con el tipo de cambio del euro predominante, informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

La reducción en los precios de llamada y su recepción en itinerancia, es decir, desde otro Estado miembro distinto, obedece a la normativa comunitaria que Bruselas introdujo en junio de 2007 para bajar los precios de las llamadas en itinerancia que, entonces, costaban de media 1,15 euros por minuto.

La normativa comunitaria sobre el denominado roaming o llamadas en itinerancia prevé una tercera bajada de precios a partir del próximo 30 de agosto de 2009, fecha a partir de la cual las llamadas en itinerancia en la UE se reducirán hasta los 0,43 céntimos de euros por minuto y, por recibirlas en un Estado miembro distinto, 0,19 céntimos de euro.

SMS y datos multimedia

Aunque la comisaria de Telecomunicaciones, Viviane Reding, reconoció hoy que "la nueva reducción de la eurotarifa realizada el 30 de agosto reafirmará la tendencia hacia unos precios de la itinerancia más bajos", consideró que es necesario que los precios bajen también para los mensajes de texto y los datos multimedia.

"Ahora lo que queda es hacer realidad el mercado único para los mensajes de texto y los servicios de datos en itinerancia. Cuento con la Presidencia francesa y con el Parlamento Europeo para ayudar a la Comisión a solucionar este problema muy pronto", reconoció.

El Ejecutivo comunitario está revisando el alcance de este reglamento, que expira en junio de 2010 y cuya cobertura en la actualidad se limita a las llamadas vocales. Sin embargo, la comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, es favorable a extender tres años más el reglamento, hasta 2013, e incluso extenderlo para imponer bajadas en el envío y recepción de SMS en un Estado miembro distinto, según confirmó el portavoz de la Comisión, Martin Selmayr.

Antes de que finalice el 2008, la Comisión Europea deberá decidir si amplia o no el periodo de validez del reglamento comunitario, así como si extiende su ámbito de aplicación. Además de los SMS, cuyo coste en itinerancia la Comisión quiere rebajar hasta un 70%, Bruselas no descarta intervenir en el mercado de los datos multimedia, para abaratar también su envío y recepción, explicó el portavoz, después de que los reguladores nacionales de telecomunicaciones reconocieran el pasado 12 de agosto que "los precios de los mensajes de texto y de servicios de los datos en itinerancia siguen siendo injustificablemente altos".

En el caso de los mensajes de texto en itinerancia, los reguladores nacionales defienden que el precio máximo para los consumidores se sitúe entre los 0,11 y 0,15 céntimos de euros por cada mensaje sin IVA. Los reguladores también defienden extender la eurotarifa a los datos en itinerancia porque los consumidores todavía pagan "precios muy altos" en muchos casos: de media un 2,05 euros por megaocteto en itinerancia con empresas del mismo grupo operador y 5,40 euros por megaocteto si la itinerancia la garantiza un operador distinto.

Selmayr aseguró que "España es el país con el mayor coste para enviar SMS al llegar a costar hasta 50 céntimos de euro por SMS", frente a los 0,30 céntimos que cuesta de media en la Unión Europea. En el caso de la transmisión de datos en itinerancia, los precios en España permanecen "bastante altos" también aseguró. "En España se paga alrededor de 5 euros por megabite de datos" trasmitidos en itinerancia, explicó. Ello permite, por ejemplo, descargarse una página de un diario.

Ya somos 203.743